Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSIB dice que el cobro sanitario a inmigrantes no generará ahorro y será un"peligro" para la salud pública

Retoman una Proposición no de Ley donde señalan que la normativa estatal "vulnera" el Estatuto de Autonomía
El PSIB asegura que el cobro sanitario a los inmigrantes no supondrá un ahorro para las arcas estatales y será un "peligro" para la salud pública, en referencia a las enfermedades infectocontagiosas que pueden extenderse entre la población si no se da cobertura sanitaria a este colectivo de personas.
En rueda de prensa, el portavoz adjunto del Grupo Socialista, Vicenç Thomàs, ha afirmado que para el PP, la salud "ya no es un derecho", en relación al Real Decreto del Ministerio de Sanidad que establece el cobro de 710 euros anuales a los inmigrantes irregulares, menores de 65 años, para recibir asistencia en la Sanidad pública, y hasta 1.864 en el caso de los mayores de 65 años.
Según Thomàs, esta normativa supondrá una "sobrecarga" de la asistencia de urgencias y la "pérdida de calidad" del servicio, al tiempo que señala el "peligro" que supone "excluir" a grupos de población de la sanidad. Además, cree que no generará un ahorro "relevante", teniendo en cuenta que "la mayoría de inmigrantes no consume más recursos sanitarios que los españoles".
Los socialistas han retomado una Proposición no de Ley donde resaltan que la normativa estatal "vulnera el Estatuto de Autonomía" y reclaman que si la medida sigue adelante, el Gobierno balear se comprometa a "evaluar el impacto en las personas desfavorecidas y marginadas y que lo hagan público".
Además, piden al Gobierno y al consejero de Salud, Antoni Mesquida, que Baleares se una a las Comunidades que se han "excluido" de esta normativa, como Cataluña o Asturias, asegurando que "tienen la oportunidad de dignificar la política de Baleares" y recordando que su "responsabilidad" es dar asistencia sanitaria a los ciudadanos que viven en las Islas.
CORREOS ELECTRÓNICOS CON "INSTRUCCIONES"
Thomàs ha recordado que la Consejería de Salud ha dado "instrucciones" que avanzan en la aplicación de la normativa estatal, como "bloquear la historia de salud de los inmigrantes" para que solo tengan atención de urgencias, y otras que han sido conocidas a través de correos electrónicos.
El diputado socialista ha explicado que los correos recogen que se deberá hacer un formulario para cada persona, en el cual se informa al paciente que "no se le asigna ningún médico" y "solo da opción a la atención de las urgencias".
Thomàs ha leído uno de los documentos que señala que "si tiene médico asignado -en referencia a la persona inmigrante- tiene derecho a todas las prestaciones, y si no se le asigna médico, todo estará bloqueado".
Ante esta situación, el socialista ha recordado las palabras de Mesquida, quien afirmó que "estas personas tienen que ser atendidas y no estar marginadas". Por ello, entiende que "lo primero que tiene que hacer es dar marcha atrás a todas estas medidas y, si es necesario, utilizar instrumentos legales para dar asistencia sanitaria a todos los grupos de población".
Además, Thomàs ha recordado que la Consejería de Salud "ya ha anunciado la retirada de pasaportes a las puertas de los centros sanitarios hasta que no se asegure cómo podrán facturar la visita".
Por todo ello, los socialistas afirman que el PP está "cambiando" el modelo sanitario del país, ya que consideran que con estas medidas, la sanidad "ya no es universal, pública y gratuita".
EL PP "MANIPULA" CUANDO HABLA DE TURISMO SANITARIO
Por otra parte, Thomàs ha subrayado que el PP "manipula" cuando habla de turismo sanitario, al asegurar que son personas de países europeos quienes se benefician del sistema sanitario español, pues "los inmigrantes consumen más recursos solo en el área de maternidad", explica.
Thomàs ha defendido al colectivo recordando que "son personas que cuidan a nuestros mayores y pequeños, y que limpian nuestros hogares". Además, ha señalado que "somos nosotros quienes muchas veces les negamos un contrato y la cotización en la Seguridad Social".
Por otra parte, el diputado socialista ha recordado la "preocupación" y el "rechazo" que el colectivo sanitario y las ONG's han mostrado a esta normativa, pues censura que los 'populares' "quieren que paguen los que están en situación irregular y quienes no tienen dinero".