Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE presentará una batería de preguntas al Gobierno con propuestas de UGT y CCOO sobre cáncer laboral, amianto y sílice

El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso ha anunciado que va a presentar una batería de preguntas al Gobierno de Mariano Rajoy con las propuestas que este lunes les han trasladado los sindicatos UGT y Comisiones Obreras (CCOO) sobre el cáncer de origen laboral, el amianto y la sílice.
Además, los socialistas van a elaborar una proposición no de ley y, dado el carácter "estructural" de la salud laboral en España, va a plantear la creación de una subcomisión y de una ponencia técnica con el fin de que comparezcan expertos que expliquen lo que está ocurriendo en esta materia.
Así lo han asegurado tras mantener una reunión con representantes de ambos sindicatos. De hecho, la delegación socialista ha estado encabezada por la secretaria adjunta del Grupo, Luisa Carcedo; los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, Soledad Pérez Domínguez y Jesús Caldera; la portavoz de Empleo, Concha Gutiérrez; y las diputadas Patricia Blanquer y Magdalena Valerio.
Y es que, tanto UGT como CCOO están convencidos de que la mayor parte de los cánceres de origen ocupacional pueden prevenirse, identificando la presencia en las empresas de los agentes cancerígenos, eliminándolos, evaluando el riesgo de aquellos que no se pueden eliminar, adoptando medidas preventivas colectivas e individuales, formando e informando a los trabajadores y realizando la vigilancia de la salud específica a los riesgos identificados.
De hecho, los sindicatos han puesto de manifiesto que, en 2012, se diagnosticaron 215.000 casos de cáncer y se produjeron más de 110.000 fallecimientos por este motivo. "Sólo se han cerrado 34 casos en 2014 por reconocimiento de la patología en origen laboral, a los que se sumarían un número indeterminado de reconocimientos entre trabajadores jubilados, muchos de ellos producto de procesos judiciales en los que los sindicatos y las asociaciones de afectados se enfrentan a empresas, al Instituto Nacional de la Seguridad Social y a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social", han zanjado.