Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE lanza una ofensiva nacional y autonómica para eliminar copagos y garantizar la tarjeta sanitaria a parados

El PSOE ha anunciado una ofensiva parlamentaria, tanto en el Congreso como en las cortes autonómicas, para que el Gobierno elimine todos los copagos que ha puesto en marcha y, asimismo, impedir que se pueda retirar la tarjeta sanitaria a los parados sin prestación que pasan más de 90 días en el extranjero.
Así lo ha anunciado este miércoles la secretaria de Política Social del partido y exministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, tras una reunión de trabajo para establecer su estrategia parlamentaria en política sanitaria para esta segunda mitad de la legislatura.
En concreto, Jiménez ha avanzado que su grupo parlamentario va a registrar una proposición de ley para que el Gobierno elimine "todo tipo de copagos", incluidos el de transporte sanitario no urgente y productos ortoprotésicos y dietoterápicos que el Ministerio de Sanidad ha dicho que no los va a aplicar.
"Queremos que lo haga formalmente, verlo en una disposición legal", ha dicho Jiménez, que considera que la decisión del Gobierno de dar marcha atrás y renunciar a tales copagos representa el "fracaso" de una reforma sanitaria que "contaba con el rechazo de pacientes y profesionales".
Además, también piden la eliminación del copago de medicamentos para pensionistas y el de medicamentos dispensados en las farmacias de los hospitales, que ha provocado una "rebelión" en varias comunidades, incluso algunas gobernadas por el PP como Castilla y León y Castilla-La Mancha.
"¿A qué espera (la ministra de Sanidad) Mato para dejar sin efecto este copago?", ha preguntado Jiménez, convencida de que la medida no se va a aplicar después de que la propia secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, quiera "dar al traste con la equidad que busca Mato" al anunciar que no hará pagar a sus ciudadanos por estos medicamentos.
Por otro lado, el PSOE también presentará una proposición de ley para garantizar que los parados que salgan al extranjero más de 90 días no perderán su derecho a la tarjeta sanitaria, algo que a su juicio es "de justicia social" y puede provocar "un auténtico caos".
En esta misma línea, ha recordado que el secretario general de su partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado que el partido va a promover iniciativas en los parlamentos autonómicos para que los gobiernos regionales no retiren la tarjeta sanitaria a sus ciudadanos que se vayan al extranjero, como ya han avanzado los gobiernos asturiano y andaluz.
"Supone una desprotección social para el que se va fuera y para quienes dependen de su tarjeta sanitaria (como beneficiarios)", ha recordado Trinidad Jiménez, quien además ha reconocido que "no es verdad que el derecho se recupere de forma automática al volver a España", sino que debe acreditarse a través de un proceso administrativo que, en algunos casos, puede demorarse.
Estas no serán las únicas iniciativas parlamentarias del PSOE en materia sanitaria, ha avanzado el portavoz de Sanidad en el Congreso, José Martínez Olmos, ya que en el pleno de la próxima semana preguntará a la titular del ramo por el "abandono" de la política de control del gasto farmacéutico con la no aplicación del sistema de precios de referencia, lo que impide al Gobierno "dejar de ahorrar unos 450 millones de euros".