Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padres y sindicatos exigen la retirada de las 'reválidas' de ESO y Bachillerato

Méndez de Vigo preside la Conferencia Sectorial de EducaciónEFE

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) y los sindicatos de enseñanza FE-CC.OO, FETE-UGT y STES han exigido la retirada del borrador del proyecto de real decreto y la orden que regula las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato de la Lomce.

Estas organizaciones han presentado un voto particular conjunto en este órgano consultivo en el que el pasado jueves 12 de mayo las organizaciones más representativas de la comunidad educativa --asociaciones de padres, estudiantes, patronales y sindicatos-- debatieron este proyecto normativo junto al de becas y ayudas al estudio y el que modifica la admisión a la Formación Profesional.
"El Gobierno demuestra que se puede empeorar la LOMCE en el desarrollo de sus reglamentos", subrayan estas organizaciones en un comunicado, en el que indican que los textos que regulan las 'reválidas' en Secundaria han pasado el trámite del Consejo Escolar, pese a que éste "considera excesivo el volumen de las reválidas y sin precedentes en los países europeos, por lo que no hay modelos acreditados en qué basarse", añaden.
Estas organizaciones indican que aunque las declaraciones del ministro Íñigo Méndez de Vigo "han dado a entender que se modifican algunos preceptos" en relación al acceso a la universidad, su propuesta "ratifica la LOMCE", pues suprime las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) y permite que "cada una de ellas establezca exámenes y criterios de admisión distintos".
Además, sostienen que introduce "desigualdad" en el uso de las 'reválidas', como criterio de acceso en relación con los estudios previos del alumnado, y redacta "de manera confusa y contradictoria" los preceptos sobre esta cuestión.
Estas organizaciones de padres y sindicatos subrayan también que el Gobierno "no está legitimado para desarrollar la LOMCE" porque consideran que el Congreso aprobó una proposición de ley para iniciar la paralización de su desarrollo. También advierten de que el reglamento básico de "calado político" tiene que pasar por el Parlamento.
Las entidades firmantes de los votos particulares, presentados dos días después del debate en el Pleno del Consejo Escolar, afirman que los gobiernos en funciones no pueden actuar "salvo en caso de que concurran las condiciones de interés general y urgencia, cosa que no ocurre en este caso".