Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiesta de Los Palomos arranca en Badajoz pidiendo el desarrollo de la Ley LGTB para que no quede en "papel mojado"

La Fiesta de Los Palomos cumple este año su sexta edición en Badajoz con diversas actividades que han desembocado en las actuaciones de la tarde noche en los dos escenarios previstos, a los que se esperaba la asistencia de unas 30.000 personas, y donde se ha leído un manifiesto en el que se ha vuelto a exigir el desarrollo de las medidas contempladas en la Ley extremeña LGTB, aprobada hace ahora un año.
"Una ley pionera y sumamente avanzada por la igualdad LGBT y contra la discriminación por homofobia, pero las leyes no pueden quedarse en papel mojado. Pedimos, por tanto, el desarrollo de todas las acciones contempladas en esa Ley. Ya", se ha escuchado al leer el manifiesto en los dos escenarios, en La Alcazaba y en Puerta Palma.
El texto hace referencia asimismo a la aprobación en el ayuntamiento, por unanimidad, de la declaración de Badajoz como ciudad LGBTfriendly, con el compromiso de todos los representantes políticos de la ciudad para desarrollar un Plan de Igualdad LGBT para la ciudad.
Asimismo, se señala que durante estos cinco años desde la celebración allá por abril de 2011 de la primera Fiesta de Los Palomos, se han logrado alcanzar "muchos objetivos hacia la igualdad de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales", si bien se remarca que aún "queda mucho por lo que seguir trabajando, por lo que seguir peleando en nuestros espacios, frente a las administraciones, en los centros educativos, en nuestros lugares de trabajos, en las plazas y en las calles".
ILEGAL EN 80 PAÍSES
Además de reclamar el desarrollo de la Ley de Igualdad Social de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales e Intersexuales, y de políticas públicas contra la discriminación por homofobia y transfobia en la Comunidad Autónoma de Extremadura, que es su nombre completo, Los Palomos siguen recordando que en más de 80 países, la homosexualidad y la transexualidad es ilegal, y que en 7 aún se contempla la pena de muerte.
También que en muchos países la policía, el Estado persigue y encarcela a la gente por organizar un acto como el de Los Palomos, por lo que apuestan por exigir a los gobiernos que se comprometan con los Derechos Humanos.
El manifiesto recuerda asimismo a "dos compañeros" que hicieron de la "lucha por los derechos LGBT su vida". Pedro Zerolo y Shangay Lily. "Muchos activistas en todo el mundo se dejan la piel por la igualdad LGBT, no podemos ni debemos olvidarlos", remarca el texto.
"Por la igualdad en el amor, por la visibilidad que nos reconoce como personas, por todos esos hombres y mujeres que años atrás se fueron de Extremadura por ser lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, y por todos los hombres y mujeres de esta tierra que simplemente quieren ser ellos mismos, ellas mismas, y vivir y amar tal como sienten...", señala el manifiesto de Los Palomos.
UN NO A LA DISCRIMINACIÓN
Un texto que define esta fiesta como un "acto festivo y reivindicativo para decir bien claro, para decir bien alto que aquí no se discrimina a nadie por su identidad o su orientación sexual", que nació "como un grito de libertad frente a quienes todavía pretenden condicionar nuestras vidas, limitar a quien podemos amar o si podemos ser como nos sentimos, o limitar cómo construimos nuestras familias o qué es y qué no una familia".
Asimismo, agradece a los organizadores, a la Fundación Triángulo y a todos los que se implican en su celebración, desde Cruz Roja, Protección Civil, Policía Nacional y Local y al cuerpo de Bomberos, hasta las administraciones implicadas, en este caso la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Badajoz y este año también la Diputación de Badajoz.
Tras la lectura del manifiesto continuaron las actuaciones, en el escenario de la Alcazaba con Fundación Tony Manero y ¡Que trabaje Rita!, y en Puerta Palma con Sofía Cristo DJ, DJ Chechu y DJ Neixom.