Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa viaja hoy a Armenia, visitará la frontera con Turquía y se reunirá con familiares de víctimas de los otomanos

El Papa inicia este viernes 24 de junio su viaje a Armenia y al día siguiente tiene previsto reunirse con una decena de descendientes de los armenios perseguidos por las autoridades otomanas hace un siglo y salvados y alojados en Castel Gandolfo por el papa Benedicto XV. Además, Francisco tiene previsto soltar palomas de la paz en la frontera de Armenia con Turquía para invitar a los dos países a una reconciliación histórica.
En su viaje apostólico número 14, del 24 al 26 de junio a Armenia, país al que se considerada "el primer país cristiano" por ser el primero en adoptar esta religión como oficial en el año 301, el Pontífice tendrá este "encuentro emocionante", según ha asegurado el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, el sábado por la mañana.
El acto tendrá lugar durante la visita que el Pontífice realizará al monumento de Tzitzernakaberd, el memorial cerca de Ereván, donde se recuerda al millón y medio de armenios que murieron durante las deportaciones masivas otomanas de 1915. Allí, Francisco dejará una corona de flores y un grupo de niños llevará fotos y recuerdos de ese año.
Se trata de la primera etapa del 'viaje al Cáucaso', cuya segunda parte será del 30 de septiembre al 2 de octubre, en Georgia y Azerbayán. En la presentación del viaje a los medios de comunicación, que ha tenido lugar esta martes 21 de junio en la Sala de Prensa de la Santa Sede, el portavoz del Vaticano ha precisado que el Santo Padre quiere "visitar la comunidad católica" de este país y manifestar "a todo el pueblo armenio su cercanía, amistad y apoyo".
El viernes 24 de junio, el Papa llega al aeropuerto internacional Zvartnots de Ereván a las 15.00 hora local (13.00 horas), donde tendrá lugar la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto, sin discursos.
A continuación, se realizará una visita de oración en la catedral apostólica de Echmiadzín donde dará el primer discurso del viaje. Le seguirá la visita de cortesía al presidente de la República en el Palacio presidencial y el encuentro con las autoridades civiles y con el cuerpo diplomático, donde dará su segundo discurso de la jornada. El día concluirá con el encuentro personal con el Catholicós en el Palacio Apostólico.
Al concluir, el Pontífice viajará hasta Gyumri, donde celebrará la santa misa. En Armenia, por la tradición nunca se ha celebrado una misa al aire libre, esto será una absoluta novedad en el país. Además, aquí el Santo Padre hará el único paseo en papamóvil de todo el viaje. Al finalizar, visitará el convento de las monjas de la Inmaculada Concepción y comerá con ellas.
Por la tarde, visitará la catedral apostólica armenia de las Siete Llagas y la catedral católica armenia de los Santos Mártires. De regreso a Ereván, la última cita del día será un encuentro ecuménico y oración por la paz en la plaza de la República. Este evento, según ha asegurado el padre Lombardi, será el más importante desde el punto de vista de asistencia.
El último día, el domingo 25 de junio, el Santo Padre celebrará la misa en privado. Después, se reunirá con los obispos católicos armenios, unos 14, que la mayoría de ellos viven fuera del país. También estarán presentes varios sacerdotes. A continuación se celebrará la Divina Liturgia, en Catedral apostólica armenia, donde el Papa celebrará el último discurso del viaje.
Después, tendrá lugar un almuerzo ecuménico con el Catholicós, arzobispos y obispos de la Iglesia Apostólica Armenia, obispos católicos armenios y los cardenales y obispos del séquito papal en el Palacio Apostólico. Además, está previsto que el Pontífice salude a los delegados y benefactores de la Iglesia Apostólica Armenia.
La jornada concluirá con la visita al Monasterio de Khor Virap, donde la tradición asegura estuvo preso San Gregorio durante 13 años. El Papa verá el pozo donde estuvo el Santo, y se realizará una oración en este lugar. Finalmente, desde una terraza, el Santo Padre y el Catholicós, liberarán dos palomas. Desde allí Francisco se dirigirá al aeropuerto, y pondrá rumbo a Roma, donde está prevista la llegada a las 20.40.
LA POLÉMICA
Esta visita de Francisco a Armenia no estará exenta de polémica después de que, en abril de 2015, el Papa se refiriera a la masacre de armenios por el Imperio Otomano como "el primer genocidio del siglo XX", durante una misa en conmemoración del centenario de la matanza.
"Desde el siglo pasado, nuestra familia humana ha padecido tres tragedias masivas. La primera, conocida ampliamente como 'el primer genocidio del siglo XX', golpeó a vuestro propio pueblo", declaró el Pontífice durante el inicio de una misa en la basílica de San Pedro a la que asistió el presidente de Armenia, Serzh Sargsyan.
"La ocultación o la negación del mal es parecido a dejar que una herida siga sangrando sin vendarla", añadía el Pontífice, que estaba acompañado por el patriarca armenio Nerses Bedros XIX Tarmouni.
La reacción del gobierno turco no se hizo esperar y ese mismo día fuentes oficiales de Ankara declaraban que los comentarios del Pontífice habían causado "asombro" entre el Ejecutivo turco y provocado una "problema de confianza" en las relaciones con el Vaticano, según informó Reuters.
Al día siguiente, Francisco defendió la libertad de expresión de la Iglesia. Durante la celebración matutina de la misa en la capilla de la Casa Santa Marta, Francisco dijo que el camino de la Iglesia es el de la "franqueza", el de "decir las cosas, con libertad". "No podemos callar ante lo que vemos u oímos", señaló. Por su parte, la Embajada de Turquía ante la Santa Sede insistió en que "la historia ha sido instrumentalizada con fines políticos".
Pocos días después, el 15 de abril, todos los grupos políticos en el Parlamento Europeo reclamaban a Ankara reconociera el genocidio armenio cometido a manos de las tropas otomanas durante la Primera Guerra Mundial en vísperas de la conmemoración del centenario de los hechos en sesión plenaria.