Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa subraya que anunciar el Evangelio no tiene que ser "proselitismo" sino compartir lo que "da alegría"

El Papa Francisco ha explicado que el llamado de todos los cristianos a "anunciar el Evangelio" no consiste en "hacer proselitismo" sino en "hacer un regalo" al "compartir lo que le da a uno la alegría".
"Leyendo el Evangelio vemos que esta ha sido la experiencia de los primeros discípulos: después del primer encuentro con Jesús, Andrés fue a decirlo enseguida a su hermano Pedro, y la misma cosa hizo Felipe con Natanael --ha recordado el Papa--. Encontrar a Jesús equivale a encontrarse con su amor. Este amor nos transforma y nos hace capaces de transmitir a los demás la fuerza que nos dona".
El Pontífice ha transmitido este mensaje durante una catequesis con motivo del Año Jubilar de la Misericordia proclamado por la Iglesia que se ha celebrado este sábado en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, según ha informado Radio Vaticana.
Durante su intervención, ha hecho hincapié en el mensaje de que todo cristiano es "cristóforo", es decir, "portador de Cristo" y tiene, por lo tanto, el deber de "tomarse en serio" su condición y adoptar "una actitud de portadores de la alegría de Cristo, de la misericordia de Cristo".
"La misericordia que recibimos del Padre no nos es dada como una consolación privada, sino nos hace instrumentos para que también los demás puedan recibir el mismo don --ha señalado--. Tomemos en serio nuestro ser cristianos, y comprometámonos a vivir como creyentes, porque sólo así el Evangelio puede tocar el corazón de las personas y abrirlo para recibir la gracia del amor, para recibir esta grande misericordia de Dios que acoge a todos".