Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa admite que una de las decisiones que más le cuesta es retirar a alguien de un puesto de responsabilidad

El Papa ha afirmado que una de las decisiones que más le cuesta es retirar a alguien de un puesto de responsabilidad, en respuesta a las preguntas que niños y niñas de diversas instituciones jesuitas de los cinco continentes le han hecho y que han sido recopiladas en el libro 'L'amore prima del mondo' (Rizzoli).
Concretamente, del Reino Unido llegaba la pregunta de cuáles son las decisiones que más cuestan al Papa. "Son muchas --reconoce--, pero si tengo que decirte el tipo de decisión que me resulta más difícil es la de quitar a alguien de un puesto de responsabilidad o de una posición de confianza o de un camino que está recorriendo porque no es apto para ello", responde el Pontífice.
El libro recoge las respuestas del Papa a los niños que le han enviado 31 cartas y dibujos pidiéndole consejos, explicaciones y respuestas a las cuestiones que más les interesan. El título retoma la respuesta del Papa a la pregunta ¿Qué hacía Dios antes de crear el mundo?, a la que Francisco responde que "antes de crear el mundo Dios amaba porque Dios es amor".
A lo largo de ochenta páginas, Francisco dialoga con el jesuita Antonio Spadaro, director de La Civiltá Cattolica, que el pasado verano fue a la Casa de Santa Marta para llevarle las misivas y dibujos de los niños y niñas y pedirle que les contestara. El Papa aceptó la propuesta y el resultado es el libro que llega este jueves 25 de febrero a las librerías italianas y pronto estará disponible en otros idiomas.
Francisco responde a las preguntas más variadas, desde cómo pudo Jesús andar sobre el agua, cuando asegura que "Dios no se hunde'", hasta por qué ha creado al hombre si sabía que iba a pecar contra Él. "Porque Dios nos ha creado como Él. Libres. Y ser libres comporta la posibilidad de pecar... La libertad puede asustar porque no es programable. Por eso es hermosa y es el don más grande", resuelve.
Para responder a los interrogantes más infantiles sobre el demonio y los ángeles de la guarda, el Papa recurre al imaginario fantástico de los niños: "Dios venció al diablo en la cruz. Pero al diablo le pasa como a los dragones grandes y espantosos cuando se les derrota y se les mata: tienen una cola muy larga y aunque estén muertos y derrotados, siguen dando coletazos".
También hay cuestiones sobre la guerra y las atrocidades, como la de un niño de Nigeria, que quiere saber cómo podría resolver esos conflictos. "Hay que ayudar a las personas de buena voluntad a hablar mal de la guerra. Yo no puedo resolver los conflictos del mundo. Pero tú y yo podemos intentar hacer de esta tierra un mundo mejor. Hay que convencer a todos de que la forma mejor de ganar una guerra es no hacerla. No es fácil, lo sé. Yo lo intento. Inténtalo tú también", explica.
Desde China, quieren saber por qué al Papa le gusta el fútbol. "Nunca aprendí bien la técnica del juego --confiesa Francisco--. No tengo los pies ágiles. Pero me gusta mucho ver al equipo en el campo porque es un juego de solidaridad".