Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa recomienda a los jóvenes practicar el ayuno para ganar autocontrol

El Papa Francisco ha pedido que durante el Año Jubilar de la Misericordia se viva "toda forma de poder como servicio" y ha recomendado alimenten su vida espiritual a través del ayuno, durante la audiencia general de este miércoles 24 de febrero. "La práctica del ayuno es buena para que los jóvenes adquieran mayor gobernanza de ellos mismos", ha afirmado.
Además, en su alocución, el Pontífice ha denunciado que si el poder se vive como un "privilegio" con "egoísmo y prepotencia" se transforma en un instrumento de "corrupción y muerte" al tiempo que ha pedido la conversión de los poderos y explotadores de personas.
Francisco, que ha reflexionado durante su catequesis acerca del episodio bíblico de la viña de Nabot, narrado por el profeta Isaías, que fue después recogido en un libro por San Ambrogio, ha manifestado que si "se pierde la dimensión del servicio, el poder se transforma en arrogancia y se convierte en domino y opresión".
"La riqueza y el poder son realidades que pueden ser buenas y útiles al bien común, si son puestas al servicio de pobres y de todos con justicia y caridad", ha explicado ante miles de fieles congregados en la plaza de San Pedro.
Para el Papa, este pasaje bíblico "pone en guardia contra la avidez de los ricos latifundistas". "A vosotros que agregáis casa a casa, campo a campo, hasta que ya no haya más espacio y os quedaréis solos", ha alertado. Finalmente, ha afirmado que "el profeta Isaías no era comunista".
Por ello, ha señalado que el ejercicio de una autoridad sin respeto por la vida sin justicia y sin misericordia, lleva a que la "sed de poder convierta en codicia que quiere poseer todo".
El Papa ha pedido a los fieles que lean el libro sobre la historia de Nabot de San Ambrogio porque además de ser "bello y concreto" es un libro de actualidad.
"No es una historia de otros tiempos, es de hoy, trata de los poderosos que para ganar más dinero explotan a la gente, trata del tráfico de personas, de los trabajos esclavos, de la pobre gente que trabaja en negro y con el mínimo para enriquecer a los ricos --ha señalado--. Es la historia de los políticos corruptos que quieren más y más".
Además, ha dicho que "el mal realizado deja su huella dolorosa" y es en la historia de los hombres donde se llevan "las heridas". Ante las situaciones doloras, ha explicado que es "la misericordia la que puede curar las heridas". "Abre tu corazón --ha exclamado ante los fieles-- porque la misericordia divina es más fuerte que el pecado de los hombres".
Finalmente, ha pedido que en este Año Jubilar de la Misericordia se viva "toda forma de poder como servicio" y a los jóvenes les ha encomendado que alimenten su vida espiritual a través del ayuno. "La práctica del ayuno es buena para que los jóvenes adquieran mayor gobernanza de ellos mismos", ha concluido.