Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento de Navarra pide al Gobierno que no modifique de manera "restrictiva" la ley del aborto

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este viernes una resolución por la que se insta al Gobierno de España a "no atentar contra los derechos fundamentales de las mujeres y, por tanto, a no modificar de manera restrictiva la actual Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo".
La iniciativa, presentada por Izquierda-Ezkerra, ha contado con los votos a favor de PSN, Bildu, Aralar-NaBai y Geroa Bai, y los votos en contra de UPN y PPN.
La resolución aprobada incluye un segundo punto en el que se llama al Ejecutivo central a "asumir las reivindicaciones históricas de las organizaciones de mujeres y, en consecuencia, a ampliar los derechos reconocidos en el texto vigente".
Dicha asunción, según se precisa, deberá hacerse reconociendo la "despenalización total de aborto voluntario, salvaguardando la plena capacidad de las mujeres, incluidas las jóvenes, a la hora de tomar decisiones sobre su maternidad y sus vidas, y asegurando a las inmigrantes que se encuentran en situación administrativa irregular la total prestación sanitaria, también para acceder a la IVE".
Entre las reivindicaciones del movimiento feminista a considerar se citan también la "inclusión de los derechos sexuales y reproductivos en los estudios de medicina, enfermería y otros del ámbito sociosanitario, así como el desarrollo de acciones formativas que, desde el enfoque de género, capaciten para la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo, tanto quirúrgica como farmacológica, con el fin de garantizar la preparación integral de los profesionales".
Además, se demanda la "elaboración de un protocolo común para todo el Sistema Nacional de Salud que avale la prestación efectiva de la interrupción voluntaria del embarazo en la red sanitaria pública, con equidad territorial e igualdad en el acceso y proximidad en todos los territorios".
Del mismo modo, ya en un tercer apartado, se emplaza al Gobierno de España a que se "comprometa, dentro de las competencias que le son propias, a asegurar que la interrupción voluntaria del embarazo se pueda realizar en toda la red sanitaria pública de Navarra".