Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamento vasco rechaza revisar la puntuación del euskera como mérito en las OPE de Osakidetza

PP, PSE y UPyD pedían "adecuar" la valoración del conocimiento de la lengua a la "realidad sociolingüística" de cada zona
El Parlamento vasco, con los votos de PNV y EH Bildu, ha rechazado este jueves revisar la puntuación del euskera como mérito en las futuras Ofertas Públicas de Empleo (OPE) de Osakidetza como reclamaban PP, PSE y UPyD con el objetivo de "adecuar la valoración de su conocimiento a la realidad sociolingüística" de cada zona del País Vasco.
El PP ha llevado a la Cámara este debate al considerar que las últimas OPE convocadas por el Gobierno vasco en Osakidetza el euskera se ha valorado de forma "excesiva", tanto en la asignación de perfiles lingüísticos a los diferentes puestos funcionales, como en aquellos puestos en los que el euskera se valora como mérito en relación con otros méritos como la experiencia o la cualificación profesional.
Los 'populares' habían acordado un texto con el PSE y UPyD en el que, entre otras cosas, se instaba al Gobierno vasco a modificar la normativa correspondiente a la asignación de perfiles lingüísticos de cada puesto de trabajo en Osakidetza y a revisar la puntuación del euskera como mérito en las futuras OPE "con el objetivo de adecuar la valoración de su conocimiento a la realidad sociolingüística de las zonas de la Comunidad Autónoma del País Vasco".
Sin embargo, PNV y EH Bildu han votado en contra de este texto, por lo que no ha salido adelante. Los 'jeltzales' han mantenido su enmienda de totalidad en la que piden al Gobierno vasco que continúe aplicando en las OPE de Osakidetza "lo que la legislación aplicable establece en relación con la exigencia como requisito o valoración como mérito del euskera".
Este texto tampoco ha sido aprobado, ya que se ha producido un empate al solo contar con el apoyo de los 27 parlamentarios del PNV, la abstención de EH Bildu (21) y el voto en contra de PSE, PP y UPyD (27). Como es habitual, la votación se repetirá en el próximo pleno.
Durante el debate, la parlamentaria del PP Laura Garrido ha calificado de "discriminatorio" el sistema actual de acreditación de euskera y ha defendido la necesidad de exista un "equilibrio" con su valoración y que este se considere un mérito de la misma forma que se hace con la experiencia o formación. Además, ha pedido que la exigencia del euskera se "adecue" a la realidad sociolingüística de cada zona. "No es lo mismo un ambulatorio situado en un pueblo de Rioja Alavesa como Labastida que uno en Oiartzun", ha defendido.
Desde el PSE Jon Azkue ha defendido que las instituciones pueden brindar facilidades para que quienes lo deseen vivan en euskera pero ha subrayado que este no es un "derecho básico y fundamental sino una opción estrictamente personal".
Por ello, cree que las instituciones públicas no deberían fomentar la opción monolingüista y ve necesario "encarar" determinadas "disfunciones generadas por la política lingüística gestionada hasta hoy" y, entre ellas, ha citado la "rigidez" del sistema de perfiles y ha defendido que la exigencia de un perfil "no ha supuesto un aumento proporcional de uso del euskera". "El Gobierno debe seguir revisando la eficacia y repercusión que estos perfiles han tenido hasta el momento", ha reclamado.
El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha defendido la necesidad de "impedir" que se produzca "ningún tipo de discriminación lingüística" en Euskadi para que se exijan los conocimientos en euskera "realmente necesarios" y únicamente para los empleados públicos que "efectivamente los necesiten para desarrollar correctamente". "Llevamos denunciando la imposición lingüística del gobierno y partidos nacionalistas tanto en Educación, Administración General y Sanidad", ha indicado.
La parlamentaria del PNV Josune Gorospe ha defendido que este tipo de iniciativas son "negativas" para el euskera y ha subrayado que "lo que necesita la lengua es su promoción, que se hable y se utilice pero también un prestigio". Además, ha defendido que "lo que se trata es coger a los mejores profesionales, con notas altas en las fases de oposición". "Si además tienen experiencia y saben euskera, evidentemente son profesionales brillantes que es de lo que tiene que nutrirse la administración pública y Osakidetza", ha defendido.
Por último, ha puesto en valor el trabajo realizado por el consejero de Salud, Jon Darpón, durante esta legislatura "a favor del euskera" y ha acusado al PP de tener como "máxima preocupación que los de fuera tengan opciones en las OPE".
La parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera ha defendido la necesidad de que se respeten los derechos lingüísticos de todos los ciudadanos y cree que la "obligación de la administración" es ofrecer sus servicios "en los dos idiomas". Además, ha pedido que se "supere la falacia que supone que se hable de un médico bueno o médico euskaldun".