Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Personal médico de Romero: "Tratar a una paciente que conoces es muy difícil, hay un componente emocional"

Recalca que no se puede entrar a la habitación "con miedo" y que están "muy entrenados" para quitarse el traje de protección
El personal médico de Teresa Romero, contagiada con ébola, reconoce que es "muy difícil" tratar a un paciente que es una compañera dado que hay un "componente emocional", ante lo cual siempre tienen a su disposición a psicólogos por si fuera necesario, aunque remarcan también que están "muy preparados" para trabajar con equipos y protocolos de seguridad y "no tienen miedo".
Así lo ha señalado este martes la facultativa de la Unidad de Medicina Tropical del Servicio de Medicina Interna del Hospital La Paz-Carlos III Mar Lago, integrante del equipo que trata a la infectada ingresada desde hace ocho días en el centro hospitalario.
Lago ha detallado además que "cualquier sanitario" que "no quiera entrar en una habitación, no lo va a hacer" y que disponen en todo momento de supervisión de personal de prevención de salud laboral y equipo psicológico. "Nos tenemos que cuidar todos, hay que cuidar muchísimo del personal sanitario", ha añadido la facultativa.
Por otra parte, ha apuntado que el personal médico que atiende a Romero lleva "muchos años" preparándose para este tipo de situaciones como es el atender a una paciente con traje de seguridad. "Estamos muy entrenados", ha agregado Lago para añadir que el Carlos III es un centro especializado en previsión de enfermedades hemorrágicas.
Aparte, ha añadido que están comportándose en materia de protocolos "igual de normal" que con los otros dos pacientes con ébola tratados en el centro y que, además, personal de salud laboral está disponible las 24 horas para supervisar y controlar cómo se quitan el traje, que es el momento de mayor riesgo de exposición para los facultativos.
LAS ESCLUSAS SE AGRANDARÁN
Preguntada por las condiciones que tienen las esclusas, Lago ha subrayado que ella se ha quitado muchas veces el traje en ese habitáculo, que debe hacerse "con mucho cuidado y psicológicamente con mucha calma". Aparte, ha apuntado que se están haciendo variaciones para agrandarlas.
Por otra parte, ha aseverado que, para entrar y salir de la habitación de la paciente contagiada, debe hacerse "paso a paso" y "muy despacio". Asimismo, Lago recalca que si algún compañero tiene algún problema o no se encuentra cómodo con la protección, sale de la estancia y vuelve a revisarse todo.
"Hay que estar psicológicamente muy preparado, hay que quitarse el miedo, no se puede entrar con miedo. Cuando tienes miedo no se pueden hacer las cosas de forma natural", ha enfatizado la especialista de la Unidad de Medicina Tropical del Carlos III.
En este sentido, Lago ha añadido que existen unos protocolos de seguridad con los que están acostumbrados a tratar y que llevan muchos años "ejerciendo".
Preguntada por las guardias de 24 horas que realizan, ha comentado que son "muy intensas" y hay que estar en condiciones psicológicas óptimas. En caso contrario, si un compañero no está en esa situación, se le sustituye. "Hay que ser muy valiente", ha detallado luego.
Lago ha subrayado que el personal médico se ha reforzado --son cinco facultativos los que componen el equipo que trata a Teresa Romero-- y que ahora se están dando muchos cursos a personal sanitario para tratar este tipo de situaciones, tanto a facultativos como a médicos.
Finalmente, la facultativa del centro recalca que ahora, en Occidente, se está "más volcado" y se toma "más en serio" la enfermedad del ébola por los casos que han surgido.