Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Pleno del CSN lamentan la acción de activistas de Greenpeace a quien pide que no ejerza presiones

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha lamentado la acción de protesta realizada desde primera hora de la mañana de este miércoles en la sede del organismo regulador por activistas de Greenpeace, que han desplegado pancartas en su fachada.
Así, el regulador atómico ha emitido un comunicado en el que apela también a la responsabilidad de los grupos de interés para que no realicen acciones que "pueden ser interpretadas como una presión moral y jurídicamente injustificada sobre un organismo regulador que solo cumple con su labor dentro de la legalidad establecida".
La acción de protesta se ha celebrado mientras en el interior, los consejeros asistían al pleno convocado después de que desde las 7.55 horas dos vehículos con activistas de Greenpeace dentro accedieran al edificio del CSN por el paso de carros de garaje que estaban abiertos para que pudiera acceder el personal del regulador, sin que fueran observados por "los procedimientos de acceso". Después, han desplegado pancartas desde la fachada del edificio y seis activistas se han colgado.
Según informa el organismo, estos vehículos fueron retenidos por el servicio de seguridad hasta que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado fueron alertados y tomaron el control del "incidente" y el CSN ha presentado una denuncia ante la Dirección General de la Policía.
En el interior, el Pleno ha celebrado su sesión y ha "lamentado" la actuación de la ONG porque como encargado de la seguridad nuclear y protección radiológica, con carácter independiente, "no debe verse influenciado por presiones de ningún tipo".
Además, los consejeros han subrayado que sus competencias en el asunto de la renovación de la licencia de Santa María de Garoña (motivo de la protesta) se limitan a la emisión del informe técnico que, solo puede versar sobre las cuestiones de seguridad nuclear y protección radiológica e insisten en que será el Ministerio de Industria, Energía y Turismo a quien corresponda la resolución final del procedimiento, en lo que se refiere a conceder o denegar la solicitud así como "cualquier eventual decisión sobre la suspensión de dicho informe técnico".