Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica en EEUU sobre si hay que sacrificar a la orca asesina de Florida

La polémica recorre EEUU. Parece evidente que la orca Tilikum no debe seguir nadando como hasta ahora en el tanque del SeaWorld pero, mientras la dirección del parque cree que lo adecuado es cambiar los protocolos en cuanto a su cautiverio, otros son partidarios de la inyección letal. Contra estos se están alzando muchas voces que consideran "aberrante" que se sacrifique a un animal salvaje porque éste se comporte como lo que es, salvaje.
Parece que el roce del pelo de la entrenadora contra la nariz de la orca pudo ser lo que causó el trágico incidente. En cuestión de segundos, la criatura la tomó por su pelo, la sumergió y la mantuvo debajo del agua hasta ahogarla. Al principio los espectadores creían que formaba parte del espectáculo hasta que se dieron cuenta que el animal se agitaba demasiado debajo del agua. Llevaban 16 años trabajando juntos, desde que Dawn Brancheau fue contratada como entrenadora de orcas en SeaWorld.
Un historial de muertes 
En 1991 ya había tenido que ver, junto a otras dos orcas hembras, con la muerte de otra entrenadora Keltie Byrne, que cayó en su piscina en "Sealand of the Pacific", Canadá. Ocho años después, cuando Tilikum ya había sido trasladado a Orlando, un hombre fue encontrado muerto en el tanque del animal. SeaWorld dijo que el hombre murió de hipotermia, pero hubo quienes destacaron que había una marca de mordedura en su cuerpo. 
Por el tamaño enorme de Tilikum -con sus 4.478 kilos es la orca en cautiverio más grande del mundo- y por lo ocurrido en el pasado, a los 28 entrenadores del parque no se les permitía nadar con él.
SeaWorld va a revisar todos los procedimientos relacionados con las orcas para garantizar que nunca más se produzca un incidente similar. Es el segundo entrenador de orcas asesinado en dos meses. Alexis Martínez murió en diciembre pasado durante un entrenamiento con una orca en el "Loro Parque Zoo" de Tenerife.     LA