Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de la Generalitat Valenciana abrirá expediente informativo sobre la fiesta de Nochevieja en el Alameda Palace

Castellano destaca que se cumplió la ley al prohibir la entrada a menores de 16 años
La Policía de la Generalitat Valenciana abrirá un expediente informativo para aportar "más datos" a lo sucedido en la fiesta de Nochevieja del Alameda Palace de Valencia a través de la vía administrativa, con independencia de las acciones judiciales que los afectados puedan llevar a cabo por este hecho, según ha anunciado el consejero de Gobernación y Justicia, Serafín Castellano, tras mantener una reunión con el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU), Fernando Móner.
Castellano ha destacado que los mecanismos de inspección llevados a cabo por la Policía de la Generalitat la pasada Nochevieja en el Alameda Palace "funcionaron correctamente" y ha añadido que el servicio específico de admisión del establecimiento impidió la entrada de menores de 16 años al local, cumpliendo con lo establecido en el artículo 34 de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad Valenciana.
Unos 300 jóvenes de entre 14 y 16 años que habían adquirido entradas se quedaron sin celebrar la Nochevieja después de que la empresa organizadora les impidió el acceso, según han denunciado asociaciones de consumidores, que aseguran que la fiesta se anunciaba en algunas webs "indicando que la edad media de asistencia era entre 14 y 18 años".
Castellano ha explicado que el titular del establecimiento comunicó la declaración responsable a la Consejería de Gobernación y Justicia, dentro de los supuestos previstos del artículo 25 de la citada Ley ya que "al no alterar el aforo ni las condiciones técnicas generales ni instalar escenarios o tinglados, el local puede hacer otra actividad extraordinaria de nuestro catálogo mediante una comunicación de declaración responsable".
"En caso de alterarse los antes citados supuestos necesita una autorización preceptiva de la Consejería", ha explicado el consejero, quien ha confirmado que la Policía de la Generalitat "abrirá un expediente informativo para aportar más datos a lo sucedido a través de la vía administrativa, con independencia de las acciones judiciales que los afectados lleven a cabo por este hecho".
El titular de Gobernación y Justicia ha subrayado que "está prohibida la entrada y permanencia de menores de 16 años en salas de fiestas, discotecas, salas de bailes y pubs, por lo que "se cumplió la ley al impedirse la entrada de menores de 16 años".
Asimismo, ha añadido que aquellos establecimientos que quieran celebrar sesiones para menores deben solicitar una autorización preceptiva a la Consejería y ha especificado que las sesiones 'light' son para adolescentes de edades comprendidas entre los 14 y 18 años.
En este sentido, Castellano ha recordado que los locales de ocio que hayan obtenido autorización para la celebración de sesiones especiales dirigidas a menores de edad podrán iniciar la actividad a partir de las 17.00 horas debiendo finalizarla "siempre antes de las 22.00 horas del mismo día".
Por su parte, AVACU ha apuntado en un comunicado que durante este jueves está recibiendo denuncias por lo sucedido en la fiesta de Nochevieja en la que, según la publicidad, "se permitía la entrada a partir de los 14 años", a los que posteriormente se les impidió el acceso.
RECOPILACIÓN DE INFORMACIÓN
AVACU ha recibido hasta el momento más de un centenar de consultas que piden información sobre cómo actuar al respecto. La asociación está recopilando "toda aquella documentación que pueda confirmar los posibles incumplimientos ocurridos durante el evento así como todos aquellos daños y perjuicios sufridos".
La organización ha pedido a los afectados que se dirijan a sus oficinas o contacto por correo electrónico con la copia de la entrada, DNI del menor, DNI del padre o madre, "así como cualquier otro dato que pueda ser de interés (correos o whatsapp con la empresa, publicidad de la fiesta...) y las facturas o tickets de aquellos gastos generados, sin haber podido disfrutar del servicio contratado y abonado".