Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El director general de la Policía pide colaboración ciudadana en la denuncia de casos de trata y explotación sexual

El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que colabore con la policía en la denuncia de los casos de trata de personas y explotación sexual y, de forma especial, "en aquellos en los que puedan estar involucradas mujeres o menores". "Es una tarea de todos", ha recordado.
En este sentido, con motivo de la conmemoración del 'Día Internacional contra la Trata y la Explotación Sexual', que se celebra este lunes, el director general de la policía ha valorado muy positivamente los resultados de los seis primeros meses del Plan Integral puesto en marcha por el cuerpo para combatir este tipo de delitos y que se ha saldado con más de 400 detenidos y más de 500 personas liberadas, diez de ellas menores de edad.
Por ello, ha felicitado "de manera muy expresa" a las personas y unidades de la policía que han colaborado en las operaciones del plan y ha agradecido la colaboración de las ONG que han contribuido a "asistir y dar apoyo a las víctimas para que tengan la valentía de denunciar a las mafias y tramas que las explotan sexualmente".
Los resultados de esta operación, sin embargo, deberán ser analizados "a largo plazo", según ha indicado el inspector jefe y jefe de la sección operativa de UCRIF central, responsable de la campaña, que ha insistido en que "no es un trabajo que se desarrolle en unos meses".
A pesar de ello, ha indicado que, hasta el momento, el Plan Integral Contra la Trata de Seres Humanos "está dando buenos resultados" y ha destacado el aumento del número de llamadas al teléfono que la Policía ha habilitado para denuncias de este tipo de casos, así como el incremento de mensajes recibidos en la dirección de correo electrónico con el mismo fin y en el perfil de Twitter del cuerpo.
Según el inspector jefe, la colaboración de la ciudadanía y de las ONG es "uno de los pilares fundamentales" junto con la actuación de la Fiscalía y de la Policía.
Las operaciones desarrolladas hasta ahora van encaminadas principalmente a la identificación de las víctimas y a tratar de evitar los mecanismos de control a los que son sometidas por parte de las tramas criminales.
COLABORACIÓN INTERNACIONAL
En este sentido, el responsable del plan ha destacado la importancia de la colaboración internacional que el cuerpo está fomentando, a fin de terminar tanto con las estructuras que actúan en España como con las que desarrollan su actividad en los países de origen de las víctimas, dado que, según ha recordado, la mayoría de las personas que sufren este tipo de explotación son mujeres de nacionalidad extranjera.
Así, a pesar de que, según ha detallado, el fenómeno de la trata "evoluciona", algunos países de Latinoamérica, así como Rumanía o África Subsahariana son, ahora mismo, países emergentes en la exportación de mujeres para las redes criminales de trata de seres humanos, según ha explicado.
Por todo ello, Cosidó ha insistido en la necesidad de unir esfuerzos para terminar con la "lacra" de la explotación sexual y ha recordado que "pocos delitos son más crueles y atentan más contra la dignidad del ser humano".
De hecho, ha señalado que la población española está "cada vez más concienciada" y colabora más y que incluso los clientes de este tipo de negocios empiezan a denunciar ante la sospecha de un caso de explotación sexual.
Aún así, ha lamentado que, en el caso de los menores, "muchas veces tienen una edad que posibilita la confusión", a pesar de que la ciudadanía es mayor en los casos en que se detecta la explotación de un menor.