Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía desmantela un centro de producción en cadena de billetes falsos

La Policía Nacional ha desmantelado un centro de producción en cadena de billetes falsos de euros en un chalé situado en las proximidades de Valencia, en una operación en la que se han intervenido falsificaciones de más de 185.000 euros. EFEtelecinco.es
La Policía Nacional ha desmantelado un centro de producción en cadena de billetes falsos de euros en un chalé situado en las proximidades de Valencia, en una operación en la que se han intervenido falsificaciones de más de 185.000 euros.
Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, dentro del chalé, de grandes dimensiones y aislado del resto de los vecinos de la localidad valenciana de Godelleta, había maquinaria industrial empleada para elaborar en cadena las falsificaciones y reproducir las medidas de seguridad de los billetes.
En la operación han sido detenidas cuatro personas e intervenidas copias de billetes de 20 euros ya terminadas por un importe de más de 185.000 euros, además de contar con material preparado para producir 10.000 unidades más que iban a ser distribuidos en la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana.
Las investigaciones se iniciaron hace nueve meses cuando la Policía detectó billetes falsos de 20 euros en diferentes puntos de la costa levantina.
Los agentes localizaron al responsable del grupo que hacía las falsificaciones y que era el encargado de la impresión final de los billetes y averiguaron que sólo él y su mujer conocían la ubicación del centro de producción, que ocultaban a familiares e incluso al resto de miembros de la banda.
En el interior del chalé, los agentes hallaron los billetes escondidos por toda la casa en armarios o debajo de las camas.
Ante la importante cantidad de falsificaciones que se producían, los billetes pasaban por diferentes máquinas, en algunas mediante cintas mecánicas, que los imprimían, secaban y guardaban.
Además, durante la investigación la Policía detectó que las falsificaciones eran perfeccionadas para intentar imitar con aún mayor fidelidad las medidas de seguridad.
Entre los cuatro detenidos, además del responsable de la organización, se encuentra el encargado de la distribución en Madrid.