Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pozuelo de Alarcón prohibe el 'botellón'

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón prohíbe la celebración de botellones en lo que queda de fiestas patronales y se personará como acusación particular en las acciones judiciales contra los detenidos por los altercados producidos durante el fin de semana, según ha anunciado este martes el alcalde de la localidad, Gonzalo Aguado.
En rueda de prensa, el regidor ha explicado que la medida será efectiva a partir de mañana, una vez que la lleve a la Junta Local de Gobierno y ésta la apruebe. El objetivo será evitar "incidentes tan graves y lamentables" como los ocurridos este fin de semana. 
"Una vez aprobada esta iniciativa, vamos a solicitar a la Delegación de Gobierno y a la Comisaría de Policía Nacional y la Policía Municipal de Pozuelo que tomen las medidas que correspondan para que esta iniciativa se cumpla", ha señalado.
El regidor ha hecho alusión a las medidas, citando el incremento de efectivos policiales durante los festejos que procederán a multar a quienes intenten quebrantar esta medida o incluso proceder a su detención.
Por otra parte, el alcalde ha anunciado que el Ayuntamiento propondrá a la Federación Madrileña de Municipios que todas las ciudades y pueblos de la región se pongan de acuerdo para determinar un marco común que regule la organización de botellones en las fiestas patronales. Ha hecho estas declaraciones basándose en que la Ley 5/2002 de la Comunidad de Madrid contempla la excepcionalidad de consumir alcohol en la calle durante la celebración de unas fiestas patronales.
"Creo que es una cuestión que afecta a la juventud y a los vecinos de toda España y conviene regularlo de forma compartida por el bien de todos", ha aseverado. Aguado ha afirmado que hechos tan "graves" como los acontecidos en la localidad "no deben reproducirse".
Por otra parte, el alcalde de Pozuelo ha indicado que el Ayuntamiento está valorando los daños sufridos en el mobiliario urbano tras los altercados y que la distintas áreas municipales procederán a valorar los destrozos para que "a quien proceda" reclamar la responsabilidad patrimonial.
En cuanto a la afluencia "masiva" de personas en el recinto ferial la noche de los sucesos ha indicado que ésta "superó a la de cualquier otro año". Así, ha relatado que se congregaron en este punto entre 3.000 y 4.000 personas. "Una asistencia tan masiva de jóvenes el sábado por la noche no estaba prevista". "Se desbordaron las expectativas con mucha más gente de la que pudimos estimar".