Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presencia la muerte de su marido mientras participaba en una exhibición aérea

Jon Egging, que pilotaba un Jet Hawk T1 cuando perdió la vida. Foto: Daily Mailtelecinco.es
Emma, británica de 32 años, observaba como su marido, piloto de las fuerzas aéreas británcias, realizaba una exhibición con un Jet en Bournemouth, al sur del país.
En una de las maniaobras que realizaba Jon, el fallecido, perdió el control cayendo el avión a un río cercano, según pudo informar el Daily Mail.
Jon tenía 33 años y era uno de los pilotos más valiosos del equipo de las 'flechas rojas', que realizaba la exhibición con una expectación máxima en cuanto a público. Todavía no se sabe el motivo por el cuál perdió el control del avión que pilotaba. Intentó por todos los medios esquivar las casas cercanas para no causar una tragedia. Acabó cayendo en el río y nada se pudo hacer por su vida. Varios paseantes que estaban por la zona corrieron a socorrer al fallecido, pero su cuerpo estaba tendido sin vida.
Todo esto, bajo la horrorizada y atenta mirada de su esposa Emma, que se encontraba en estado de shock.
Los servicios de seguridad acudieron rápidamente ante una llamada de emergencia momentos antes de que se produjese el fatal accidente, pero no llegaron a tiempo de salvar a Jon, un piloto 'sobresaliente' según sus compañeros y superiores, que se mostraron consternados.