Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prevención, atención y rehabilitación centran la Estrategia sobre el Ictus

La prevención, la atención en fase aguda y la rehabilitación son tres de los pilares sobre los que descansa la Estrategia que hoy ha presentado el ministro de Sanidad, Bernat Soria, sobre el Ictus, una enfermedad que supone la segunda causa de muerte en España y la primera entre las mujeres.
Soria ha destacado que se trata de un documento de consenso que establece criterios para atender la patología de forma "integral y semejante" en todo el Sistema Nacional de Salud garantizando la "equidad" en todo el territorio nacional.
Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2006 el ictus -accidente cerebro vascular agudo- originó 38.887 muertes en España, 19.083 de las cuales eran mujeres, y constituyó la primera causa de discapacidad.
El 75 por cien de los casos afecta a personas de 65 o más años, y dado que en 2050 se espera que España tenga una de las poblaciones más envejecidas del mundo, se prevé un gran crecimiento en la incidencia de la enfermedad en los próximos años.
En el mundo, datos de la OMS de 2004 reflejan que esta patología ocasionó 800.000 muertes en los países desarrollados, 5,7 millones de muertes en todo el mundo, lo que supone casi el 10 por cien del total de fallecimientos ocurridos ese año.
Además, la enfermedad tiene una "gran carga social" por el desgaste familiar que supone y el consumo de recursos en el sistema sanitario, ha destacado Soria en el discurso de presentación del documento.
La Estrategia sobre esta enfermedad es la séptima de las aprobadas hasta ahora por el Consejo Interterritorial desde la elaboración del Plan de Calidad de hace más de cuatro años después de la de cardiopatía isquémica, cáncer, diabetes, salud mental, cuidados paliativos y atención al parto.
Sanidad prevé en este año aprobar la estrategia de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y la de Enfermedades Raras.
La iniciativa ha sido "muy trabajada" por las sociedades científicas, las asociaciones de pacientes y las comunidades autónomas, y coordinada por el Ministerio, ha señalado Soria.
Todos los elementos de promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación del ictus, ayudarán a una población amplia "que verá cómo aumenta la equidad en el acceso a las prestaciones sanitarias", ha agregado.
Los objetivos del documento se agrupan en cinco líneas estratégicas: la promoción y prevención del ictus en atención primaria y secundaria; la atención en fase aguda; la rehabilitación y reinserción, la formación y la investigación.
Con estas líneas, la iniciativa tratará de ahondar en la rapidez en detectar los síntomas, una de las claves en la atención de la enfermedad.
Por ello incide en la necesidad de prevenir la patología e informar a los ciudadanos sobre los factores de riesgo, como la hipertensión, la diabetes o el colesterol, y los primeros signos de alarma.
Asimismo es necesario disponer de una buena coordinación entre los servicios de urgencia y los centros sanitarios mediante el denominado "código ictus".
También subraya la necesidad de tener un plan integral de actuaciones desde el inicio del tratamiento que asegure la máxima recuperación del paciente, afirma Sanidad, ya que es de "vital importancia" para minimizar las secuelas de la enfermedad.
La iniciativa cuenta con un comité Técnico de Redacción que aglutina a científicos, profesionales, pacientes y expertos, coordinados por Jorge Matías-Guíu, y con un Comité Institucional constituido por los representantes de las 17 Comunidades Autónomas, concluye Sanidad.