Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Príncipe Guillermo usa un helicóptero militar para ir a una fiesta

El jefe de la Fuerza Aérea británica (Royal Air Force, RAF), Glenn Torpy, ha pedido una explicación "línea por línea" de quién autorizó al príncipe Guillermo a acudir a una fiesta de despedida de solteros en un helicóptero del Ejército con su hermano y otros amigos.
Según el dominical "The Sunday Times", el mariscal Torpy está indignado por la "estupidez" de que se permitiera un vuelo para fines totalmente privados que ha costado al erario público 18.750 euros.

El príncipe Guillermo se había entrenado a los mandos de un helicóptero militar Chinook como parte de su formación como futuro jefe de las Fuerzas Armada y el 11 de abril recibió de su padre, el príncipe de Gales, la insignia que le acreditaba como piloto de la RAF.

Ese mismo día, el príncipe voló con su helicóptero hasta Londres y allí recogió a su hermano pequeño, el príncipe Enrique, con quien luego se dirigió, siempre al mando de su helicóptero, a la isla de Wight, donde un primo suyo, Peter Phillips, hijo de la princesa Ana, celebraba su despedida de soltero.

Es la segunda polémica relacionada con los helicópteros que envuelve al príncipe Guillermo. Días antes, el 3 de abril, aterrizó con su helicóptero en un campo perteneciente a los padres de su novia, Kate Middleton.

En esa ocasión, el Ministerio de Defensa, había autorizado al príncipe Guillermo a realizar esta maniobra. Según el Departamento, la operación formaba parte de un ejercicio del príncipe, vinculado a la Royal Air Force (RAF).

Un experto en aviación llamado Jon Lake dijo al periódico "News of the World" que el vuelo de entrenamiento había sido un auténtico "despilfarro" que los militares difícilmente pueden permitirse.
KOD