Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Príncipes de Asturias muestran todo su cariño al Pueblo Ejemplar 2011

La agenda oficial de Felipe y Letizia tenía el pasado sábado una cota muy especial: entregar el galardón de Pueblo Ejemplar 2001 al municipio más occidental de Asturias. Tanto los Príncipes como los habitantes se volcaron en el festejo.
Los Príncipes de Asturias llegaron al municipio de San Tirso de Abres bajo la atenta mirada de todos los habitantes del pueblo que impacientes y luciendo sus mejores galas recibieron a Felipe y Letizia con un gran aplauso.
Tras entregar el galardón que premia la defensa y la conservación de su entorno natural, ambiental y de su patrimonio histórico, los Príncipes han querido conocer de primera mano todos los rincones del municipio y compartir con sus habitantes el día.
Junto a la alcaldesa del municipio, María Goretti Quintana y el presidente regional, Francisco Álvarez-Cascos, Felipe y Letizia han paseado sobre una preciosa alfombra roja -confeccionada por una Asociación de mujeres del mismo pueblo-.
Ahí ha sido donde se ha podido captar una de las imágenes más carismáticas del día. Los Príncipes de Asturias se han acercado a la gente que esperaba a los dos lados de la calle mostrando todo su cariño y admiración por su trabajo.
Doña Letizia, que una vez más ha eclipsado a todos por su sobriedad y elegancia, ha cogido en brazos de una manera muy maternal a una pequeña que iba vestida con el traje típico. Obteniendo una estampa la mar de tierna.
Sin duda, tras la visita de los Príncipes y el premio, ningún habitante de este pequeño pueblo a orillas del río Eo podrá olvidar nunca este día tan especial.