Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Veintidós heridos leves tras chocar un tren del Metro de Madrid

Un choque de un tren de Metro en la estación de Príncipe Pío ha ocasionado 22 heridos de carácter leve, 11 de los cuáles están siendo atendidos en el lugar mientras que otros 11 tendrán que ser trasladados al hospital para un examen más exhaustivo, según han informado fuentes de Emergencias Madrid. La causa del choque del tren de Metro contra una pared topera "podría ser técnica"

El tren que se ha visto implicado en el accidente circulaba desde Ópera hasta Príncipe Pío por el ramal que une ambas estaciones. El accidente, que ha tenido lugar sobre las 19.00 horas, se ha producido porque el tren no ha podido frenar al llegar a la estación final Príncipe Pío y se ha chocado contra la pared final, conocida como topera.
En este momento, están prestando atención a los heridos, que presentan contusiones de carácter leve, once unidades del Samur, y la unidad de bomberos que se había desplazado al lugar ya se ha retirado.
Los once heridos que están siendo trasladados a hospitales son también de carácter leve pero precisan un examen más exhaustivo pues presentan golpes en el tórax o lesiones cervicales. El servicio se encuentra interrumpido en el Ramal Ópera-Príncipe Pío.
Causas
Piñuelas ha señalado que "el conductor del tren, que llevaba puesto el piloto automático, ha intentado frenar y no ha podido" y ha atribuido este impedimento a "un posible problema en el tren o en las vías".
El secretario general ha precisado que el modo de conducción era "el adecuado" y ha explicado, que en la línea en la que se ha producido el accidente (el Ramal que une Ópera y Príncipe Pío), el tren "suele ir en piloto automático aunque lleva un conductor por si esta conducción automática falla".
"Lo que hay que esclarecer es por qué el conductor no ha podido frenar" y para ello, "habrá que esperar a la investigación interna de Metro", ha apostillado.
Piñuelas ha reiterado que "estas suposiciones se basan en los argumentos que el propio conductor del tren ha dado al resto de conductores" y que "son solo las primeras impresiones".