Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rectores valencianos exigen el fin de los "dolorosos" recortes y la "vuelta a la normalidad académica e investigadora"

Los rectores de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana se han sumado a la petición de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) --expresada mediante un comunicado conjunto leído en los campus de toda España-- en el que se reclama la finalización de las medidas excepcionales que afectan al estudio, la actividad docente y a la investigación. Desde las universidades valencianas se ha exigido la conclusión de unos recortes "dolorosos y difícilmente justificables" y la "vuelta a la normalidad".
Así, el rector de la Universidad de Alicante (UA), Manuel Palomar, acompañado de su equipo de dirección, decanos y decanas de las distintas Facultades, y por el presidente del Consejo de Estudiantes, ha solicitado en rueda de prensa el fin de una serie de acciones de ajuste que "eran justificables por la coyuntura económica del momento pero, ante las afirmaciones de una perspectiva de mejoría, este año el Gobierno debe tener un gesto con las universidades y levantar las medidas urgentes".
En este sentido, el responsable de la UA ha incidido en la necesidad de "eliminar la tasa de reposición que ha provocado que las plantillas de profesores, investigadores y personal de administración y servicios se hayan convertido en plazas interinas y precarias". En concreto, en la universidad alicantina, desde 2011 se ha producido un descenso de 2.000 personas en el caso de personal docente e investigador (PDI), ha cifrado.
Por lo que se refiere a las becas, ha destacado "que las últimas medidas han cambiado su naturaleza de derecho por una ayuda competitiva que rompe con la igualdad de oportunidades". Asimismo, "el descenso de ayudas Erasmus ha restringido la movilidad europea de los estudiantes".
En el campo de la investigación, ha advertido, "los recortes presupuestarios han producido un parón en I+D+i irreparable para muchos de nuestros grupos de investigación y ha provocado un descenso considerable de becarios adscritos a muchos de los proyectos de la Universidad de Alicante".
En la misma línea, el rector de la Universitat Jaume I de Castellón (UJI), Vicente Climent, ha señalado que las medidas "apenas han supuesto un ahorro y, sin embargo, están poniendo en peligro la continuidad de la investigación y, por tanto, la calidad de misma, así como la actualización de las plantillas de investigadores y del personal de administración y servicios que, en el caso de la UJI, que es joven y está en proceso de crecimiento, es absurdo no crecer".
"SIN RESULTADO" EN EL PAGO DE LA DEUDA DE LA GENERALITAT
Climent, presidente además de turno de la Conferencia de Rectores de las universidades públicas valencianas, ha sido preguntado por la deuda que mantiene la Generalitat con estas instituciones y ha indicado que "no ha habido ningún resultado respecto a la negociación con la Conselleria de Hacienda". "Se está hablando para llegar a un mecanismo que permita resolver la situación económica, pero de momento no tenemos ningún resultado", ha apuntado.
Ha agregado que "la reivindicación de rectores respecto a las deudas de la Generalitat valenciana es una voz unánime y es que debe de pagar y, a ser posible, dentro de este año, aunque el mecanismo está por determinar".
Por su parte, el rector de la Universitat Politècnica de València (UPV), Francisco Mora, se ha referido a que "una cuestión importante era la propuesta que se hizo al Ministerio de Educación para que eliminara la exigencia del 5,5 como requisito a la hora de solicitar una beca para que todos los estudiantes capaces tuvieran la oportunidad de llegar a la universidad y demostrar su valía". "Pero el Ministerio no aceptó modificar las condiciones", ha lamentado.
"AYUDA COMPETITIVA"
"Las becas --ha continuado Mora-- han dejado de ser un derecho para convertirse en una ayuda competitiva. Y eso no garantiza la igualdad de oportunidades, máxime teniendo en cuenta el enorme incremento de los precios públicos de los grados y de los másteres en los últimos años".
En definitiva, el rector ha concluido que "con este comunicado, la CRUE quiere alertar a la sociedad sobre esta situación, que debilita aún más al sistema universitario español" y ha terminado reclamando "un amplio consenso social y político y la recuperación de la normalidad en su vida académica, docente e investigadora".
El mensaje también se ha escuchado en la Universitat de València (UV), donde su rector, Esteban Morcillo, ha leído el comunicado y se ha sumado a la solicitud de supresión de las medidas establecidas por el Real Decreto 14/2012, "que vayan más allá de un ahorro racional y una gestión eficiente y austera, ante la perspectiva de mejora económica anunciada".