Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey pide una gobernanza más justa del sistema financiero sin renunciar al libre mercado

Ante banqueros de todo el mundo, subraya que España, gracias al esfuerzo de sus ciudadanos, ha conseguido generar crecimiento económico
El Rey Felipe VI ha subrayado este martes la conveniencia de mejorar el sistema financiero internacional dotándolo de una gobernanza "más eficaz, justa y sólida dentro del marco del libre mercado", para lo que es necesario una "mayor cooperación y coordinación" entre autoridades nacionales, reguladores, agencias internacionales y bancos, entre otros.
Así se ha pronunciado en la inauguración de la reunión de primavera del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), un encuentro de dos días que este año se celebra en Madrid, lo que refleja, en opinión del monarca, "la confianza" en España a pesar de los obstáculos que quedan por superar.
La reunión servirá de foro de discusión sobre los retos presentes y futuros a los que se enfrenta el sistema financiero mundial. En su discurso, Felipe VI ha abogado por establecer unas "directrices" para el sector que sirvan para prevenir o al menos mitigar las consecuencias de las sacudidas que puedan experimentar los mercados.
MAS TRANSPARENCIA
El Rey también considera "esencial" promover una "mayor transparencia" del sector y garantizar su solvencia, de manera que pueda cumplir con su función primordial de "proporcionar recursos a la economía real" de manera "eficaz, minimizando riesgos", porque así se favorece el crecimiento económico y se benefician los ciudadanos y la sociedad en su conjunto.
En su intervención, pronunciada íntegramente en inglés, con la excepción del saludo inicial en español, el Rey ha recordado cómo España, al igual que otros países, sufrió las "duras" consecuencias de la crisis económica.
Pero ha querido subrayar que "hoy, gracias sobre todo al esfuerzo y el aguante de los españoles" España está siendo testigo de un "crecimiento económico renovado" que "con suerte" será la base de "nuevas oportunidades" para todos y aliviará el nivel del desempleo, que sigue siendo una de las consecuencias de la crisis pendientes de resolver.