Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba afirma, respecto a Bescansa, que el uso de menores, "incluso en causas nobles", le produce "muchos reparos"

El exsecretario general del PSOE y ahora profesor de Química Orgánica Alfredo Pérez Rubalcaba ha manifestado los "muchos reparos" que le produce el uso de menores "incluso en causas nobles" en relación al debate abierto tras la aparición de la número 3 de Podemos, Carolina Bescansa, con su bebé en el hemiciclo.
En un artículo de opinión en el 'Huffington Post', que recoge Europa Press, discrepa "de manera razonada y matizada" de la actuación de Bescansa el día de la sesión constituyente en la Cámara Baja.
Bajo el título 'Reivindicación del matiz' el también exvicepresidente del Gobierno, confiesa que le parece "confuso" el mensaje de quien, "como la señora Bescansa", tenía en ese momento a su disposición una "escuela infantil en el mismo lugar de su actividad laboral completamente gratuita".
¿PONER SOBRE LA MESA UN PROBLEMA?
En este sentido, destaca que entre todos los argumentos que se han apuntado para justificar el gesto de la diputada de Podemos, quizá el "más sorprendente" para él sea el de que la presencia del niño haya servido "para poner sobre la mesa un problema".
Según subraya, no es la primera vez que en el Parlamento se ha hablado de la conciliación. "No sé si los defensores de esta tesis han caído en la cuenta de las consecuencias que, para la vida parlamentaria, y para el sentido común, por cierto, tendría el que se generalizara esta práctica", advierte.
De hecho, Rubalcaba se pregunta si para "poner sobre la mesa lacerantes problemas sociales" es necesario introducir en el hemiciclo a un representante de cada uno de los colectivos implicados.
"No es difícil aventurar la multitud de manifestaciones de todo tipo que unos diputados imaginativos pueden desplegar para poner sobre la mesa cualquier asunto y, de paso, conseguir unas buenas imágenes y otras tantas llamativas fotos", resalta.
Así, cita a "esos sabios" que relata Swift en 'Los Viajes de Gulliver', y que en lugar de palabras, se servían de los objetos que llevaban en grandes sacos.
"¿Debería completarse el debate en el Parlamento con la confrontación de ejemplos 'puestos sobre la mesa'? Me consta que no es ésta la intención de quienes han acogido favorablemente el gesto de la señora Bescansa, pero creo que es bueno detectar los riesgos que entrañan actos políticos que se blindan ante la crítica tras el escudo de las causas nobles. Para eso sirven los matices", ha precisado en su texto.