Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez Rubio rechaza pagar por un uso indebido de la sanidad y aboga por la "corresponsabilidad" de todos

La consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha rechazado la propuesta del presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, de pagar por un uso indebido de la sanidad y ha dicho que "tiene que hacerse un uso responsable de manera corresponsable de todos los actores de la sanidad pública, que son las administraciones, los profesionales del sistema y los usuarios".
Así, y en declaraciones a los periodistas antes de inaugurar en Sevilla el Simposium de la Asociación Española de Nomenclatura, Taxonomía y Diagnóstico de Enfermería, la consejera considera "importante" plantear el buen uso desde el ámbito de la "corresponsabilidad" de todos lo actores en salud, y afirma que "no tiene sentido culpabilizar bajo ningún concepto a los usuarios que en muchos casos no saben exactamente qué les pasas cuando acuden al sistema".
Por tanto, Sánchez Rubio aboga por "educar, orientar y compartir esa responsabilidad", y "exigir" que tanto la administración "decida claramente hacia dónde tiene que enfocar a los pacientes, como que los profesionales informen y también orienten a los propios pacientes, y que ellos hagan un buen uso", pero todo desde "una responsabilidad compartida", insiste.
"Si eso no se hace así, no lo vamos a poder corregir", ya que "podemos evitar determinados comportamientos, pero quién dice por qué una persona terminó asistiendo a las Urgencias de un hospital; estamos en condiciones de valorar si no fue por un razón de peso o por qué finalmente no encontró otra salida", se pregunta la consejera, quien insiste en que "no se va a hacer recaer en la persona que se acerca al sistema la responsabilidad total en este tipo de comportamientos".