Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad estudia una muerte fetal en una mujer vacunada contra la gripe A

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, tras una de sus intervenciones hoy en el Congreso de los Diputados. EFEtelecinco.es
Las autoridades sanitarias están estudiando la muerte de un feto que estaba en el primer trimestre de gestación después de que la madre se vacunara contra la gripe A, aunque el Ministerio de Sanidad ha subrayado que la tasa de abortos espontáneos durante el primer trimestre de embarazo oscila entre el 10 y el 15 por ciento.
A través del sistema de farmacovigilancia humana (SEFV-H) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Sanidad está estudiando en total 150 casos de sospechas de reacciones adversas entre el millón de personas que ya se han vacunado contra el nuevo virus.
Entre estas sospechas, además de la muerte del feto, se encuentran tres reacciones alérgicas, dos casos de parálisis facial y tres de convulsiones.
Todos estos casos han requerido un especial seguimiento desde el punto de vista clínico.
Sanidad ha resaltado que la información notificada por AEMPS, y registrada en su base de datos FEDRA, no debe considerarse "como prueba de que el medicamento sea la causa del acontecimiento que describe".
"Esta información debe interpretarse dentro de un contexto más global y con el asesoramiento de personas expertas en su manejo", ha añadido el comunicado ministerial.
Los datos dados a conocer esta tarde por el departamento que dirige Trinidad Jiménez corresponden al periodo desde el 16 de noviembre, fecha de comienzo en todas las comunidades autónomas de la vacunación para los grupos de riesgo determinados, hasta el 29 de noviembre.
Sanidad ha destacado que la gran mayoría de las 150 sospechas de reacciones adversas se encuentran "dentro de lo esperado", según la información contenida en las fichas técnicas de las vacunas: cansancio y malestar general, reacciones en la zona de inyección, fiebre o febrícula, dolores musculares y articulares, mareos y cefaleas.
"Todos estos trastornos normalmente se han resuelto al cabo de unas horas sin complicaciones", ha añadido el Ministerio de Sanidad.
Las embarazadas son el único grupo de riesgo para el que Sanidad ha reservado unas vacunas no adyuvadas o sin sustancias que aumenten la potencia inmunológica del antígeno, para lograr "un plus de seguridad" en este colectivo por haberse probado ya suficientemente con la gripe estacional.
Junto a las mujeres en estado, los grupos diana a los que Sanidad aconseja vacunarse frente a la gripe A lo forman los enfermos crónicos a partir de 6 meses que tienen un alto riesgo de complicaciones derivadas de la infección por el virus A(H1N1), trabajadores sociosanitarios y personas que trabajan en servicios públicos esenciales.