Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hospital de Santa Lucía realiza 7.000 sesiones de fisioterapia a pacientes ingresados durante 2015

El Servicio de Rehabilitación Hospitalaria ha prestado atención a unos 1.355 pacientes que han ingresado en 2015 en alguno de los distintos servicios médicos y quirúrgicos del Hospital General Universitario Santa Lucía y ha realizado casi 7.000 sesiones.
El objetivo principal del equipo, tres fisioterapeutas que componen esta unidad de rehabilitación, es que se detecte lo antes posible la necesidad de los pacientes dentro del recinto hospitalario para que puedan mantener su funcionalidad en todos los sentidos y reducir al máximo sus niveles de discapacidad, en el momento del alta.
La detección precoz y el trabajo de este equipo contribuye a reducir el tiempo de estancia medio del paciente, a la vez que esta actuación temprana ayuda a reducir los niveles de dependencia y a prevenir las consecuencias de la inactividad física por encamamientos prolongados.
De esta manera, el trabajo diario de estos profesionales no solamente incluye las labores propias de recuperación muscular de los pacientes que han sido sometidos a una intervención quirúrgica como pueda ser una cirugía de abdomen, ortopédica o traumatológica.
En otras ocasiones, los fisioterapeutas tienen que anticiparse y actuar sobre pacientes en la Unidad de Preingreso o Reanimación o, por ejemplo, en aquellos de avanzada edad que acuden al Servicio de Urgencias y que deben permanecer ingresados varios días por cualquier complicación, pacientes que hay que tratar desde el primer momento para que no se vuelvan dependientes tras los días que estén ingresados.
Otro de sus ámbitos de trabajo es la Unidad de Cuidados Intensivos y la planta de Neumología donde entre 150 y 200 pacientes se benefician anualmente de la aplicación de las técnicas de Fisioterapia Respiratoria más actuales, y de las que el hospital de Santa Lucía ha sido pionero, y que han permitido una recuperación más rápida de los enfermos hospitalizados y un mejor control de los síntomas de los pacientes crónicos.
Las técnicas utilizadas facilitan el destete de la ventilación mecánica de aquellos pacientes que están conectados a respiradores, y en los que suelen producirse complicaciones como las atelectasias, en las que un bronquio se obstruye, y otros trastornos respiratorios y neuromusculares, sobre todo en aquellos pacientes que están intubados durante un período largo de tiempo.
De manera concluyente, estas prácticas logran una mejor calidad de vida del paciente ya que está demostrado que la fisioterapia respiratoria permite ralentizar el deterioro progresivo que determinadas patologías respiratorias crónicas indefectiblemente conllevan.
Igualmente, se han conseguido también excelentes resultados en el postoperatorio inmediato de los pacientes con laringuectomía, o en niños con problemas respiratorios derivados de patologías neurológicas como la parálisis cerebral o síndrome de Down.
El papel de la fisioterapia es trascendental para pacientes de Esclerosis Lateral Amiotrófica o aquellos que ingresan en la Unidad de Ictus del hospital Santa Lucía, que cuenta con cuatro camas hospitalarias, y en donde los pacientes ya tienen incorporadas una serie de actuaciones según protocolos para su pronta recuperación.
En esta Unidad, además, la colaboración de los fisioterapeutas con todo el equipo médico y de enfermería es muy estrecha para favorecer y propiciar el correcto manejo de estos pacientes.
En definitiva, la atención que la unidad presta a nivel hospitalario es multidisciplinar y trabajan con todos los servicios desde Pediatría y Neonatal, Hematología, Cardiología, Ginecología y Obstetricia ofreciendo tratamiento de las complicaciones del puerperio.