Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Satse critica que Sanidad no haga una norma de obligado cumplimiento para prevenir lesiones en profesionales sanitarios

El Sindicato de Enfermería SATSE considera "claramente insuficiente" la Guía de Bioseguridad para los profesionales sanitarios publicada recientemente por el Ministerio de Sanidad para prevenir lesiones o pinchazos ya que, al no tener rango normativo, no será de obligado cumplimiento y "los servicios sanitarios autonómicos y los gestores de la sanidad privada pueden hacer caso omiso de sus directrices".
Los cortes o pinchazos representan el 50 por ciento de los riesgos de accidentes en el puesto de trabajo, y conllevan una alta posibilidad de contagio de más de 20 virus potencialmente mortales, como los de la hepatitis B y C o el VIH.
Tras la aprobación en 2010 de la Directiva europea para prevenir este tipo de lesiones, la organización sindical ha venido demandando al Ministerio de Sanidad que elaborase una normativa en la materia que, entre otras medidas, prohibiera la práctica del reencapsulado; la utilización de equipos de protección individual; el fomento de la vacunación entre los profesionales, el uso de dispositivos con mecanismos de protección integrados, o la potenciación de actividades formativas e informativas.
SATSE recuerda que el colectivo enfermero se ve especialmente expuesto a este tipo de riesgos dada su actividad diaria, y recalca que la nueva publicación del Ministerio "se queda corta" ya que será "solo una referencia voluntaria" para los distintos servicios de salud, tanto públicos como privados.
Según este sindicato, se trata de "lograr un entorno de trabajo lo más seguro posible, desde el convencimiento de que la salud y seguridad de los trabajadores es fundamental y está estrechamente vinculada a la salud de los pacientes".
Para ello, la organización sindical está desarrollando distintas actuaciones para proteger a los profesionales frente a los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos derivados del uso de material cortopunzante durante el trabajo, buscando, en todo momento, que tanto los empleadores como los propios profesionales sean conscientes de la importancia de la prevención, vigilancia e información.