Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Segundo traspié Real

El Rey sufrió este lunes un ligero traspié sin consecuencias durante la inauguración de la T3 del aeropuerto de Málaga, poco antes de su intervención ante más de 500 personas. Afortunadamente, el incidente no llegó a mayores.
En esta ocasión el traspié de Don Juan Carlos no fue tan aparatoso como el sufrido el 29 de mayo de 2008, después de un discurso ante 1.200 personas en el Círculo de Economía, en el Palacio de Congresos de Barcelona, donde se celebraba la cena de gala del cincuentenario de la institución.
Aquel día, el monarca tropezó bajando unas escaleras y fue gracias a sus guardaespaldas que el tropiezo no tuvo consecuencias peores.
Este lunes, sin embargo, Don Juan Carlos sólo ha sufrido un traspié sin consecuencia ante el auditorio que esperaba su alocución en el acto oficial de puesta en servicio de la nueva terminal del aeropuerto de Málaga.