Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicato Independiente de la Policía critica que Cosidó "sólo ha vendido humo" con el cese del jefe de la UIP de Madrid

El Sindicato Independiente de la Policía Española (SIPE) ha criticado hoy que el director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, "sólo ha vendido humo una vez más" con el cese del jefe de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Madrid por la falta de coordinación durante los incidentes tras la manifestación central de las Marchas de la Dignidad el pasado 22 de marzo.
"Nos ha contado el Código ético que todos hemos recibido individualizadamente, para eso si que hay dinero; que va a comprar material que venimos reclamando desde el 2012 por defectuoso; nos ha contado que ha habido fallo de coordinación, cuando la coordinación entre los diferentes cuerpos, (Protección Civil, Bomberos, Policía Municipal), no es responsabilidad del mando cesado. Que somos una Policía de primera, a pesar de los dirigentes que tenemos y de cobrar como una de tercera", ha indicado el portavoz del sindicato, Alfredo Perdiguero.
Así, aparte de este mando destituido, también ha vuelto a pedir el cese del comisario general de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona, y el jefe de las UIP a nivel nacional, José Miguel Ruiz IguzquinzaM, "por la mala coordinación y dirección de los más de 1.600 policías que estaban en el operativo, y por no disponer y mandar apoyo al grupo que durante varios minutos pidieron ayuda agónica por el equipo".
"Y lo pedimos porque entendíamos, y seguimos entendiendo, que esos mandos ni supieron que hacer, ni supieron dirigir y por tanto, no valen para ello. La disfunción fue en el puesto de mando, puesto de mando en el cual estaban los tres sobre los que pedimos el cese, y que se encontraban a menos de 100 metros del grupo en el que cayeron mas de 35 policías heridos, el PUMA 70", ha añadido.
Perdiguero consideran que "no se puede resguardar en fallos de comunicación cuando todos los policías de Madrid, además de los intervinientes, escucharon pedir ayuda agónica por el equipo al ver como caía uno tras otro, todos los componentes del grupo y oír la callada por respuesta".
Por ello, el SIPE sigue adelante con la querella por los delitos de omisión del deber de impedir delitos (art. 450 del Código Penal), denegación de auxilio (articulo 421 del C.P) y lesiones en su modalidad de comisión por omisión (art.147 y siguientes del C.P). "Ya que corporativamente no se hace lo que se debe, esperemos que penalmente se depuren responsabilidades", añade.
Por último, el sindicato policial afirma que la Policía "hace su trabajo bien, la mande quien la mande, por encima de atribuciones políticas". "Nuestra profesionalidad y prestigio, pese a estos dirigentes, está por encima de todo ello. Las UIPs españolas son referentes a nivel mundial en control de masas y lo seguiremos siendo, le pese a quien le pese", ha concluido en un comunicado.