Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos avisan del riesgo de un operativo "atomizado" y acusan a la Xunta de "imponer cambios temerarios"

CIG presenta este martes una denuncia ante Fiscalía por un supuesto delito de prevaricación en la contratación de brigadas helitransportadas
UGT, CC.OO. y CIG advierten del "riesgo" que supone tanto para el personal como para los ciudadanos mantener un operativo contra incendios "atomizado", al mismo tiempo que acusan a la Xunta de "imponer cambios temerarios" en los cuadrantes de trabajo.
Así se han pronunciado después de que se haya producido el primer gran incendio forestal del verano en Galicia, que quemó más de 1.500 hectáreas en O Barco de Valdeorras (Ourense) y obligó a desalojar varios núcleos de población. En concreto, consideran que hubo "descoordinación" y que esto provocó las miles de hectáreas calcinadas, "quemándose incluso bienes inmuebles y grandes extensiones forestales de alta riqueza en fauna y flora autóctonas".
Las tres centrales se remiten a las denuncias realizadas antes del comienzo de la época de alto riesgo --el pasado 1 de julio--, cuando avisaron de un dispositivo "fragmentado" al existir medios propios de la Consellería de Medio Rural pero también otros cuya contratación se cedió a empresas como Tragsa, Seaga y Natutecnia.
De hecho, la adjudicación a Inaer de los helicópteros y las brigadas helitransportadas --Inaer derivó la contratación del personal en Natutecnia-- será llevada este martes ante la Fiscalía por parte de la central nacionalista CIG, que cree que puede existir un delito de prevaricación pues en ningún momento la Administración llegó a publicar el concurso.
El representante de la CIG-Autonómica, Fernando García, hace hincapié en declaraciones a Europa Press en que "ni siquiera se le dio publicidad" a ese contrato en ninguno de los boletines oficiales. Por ello, la organización sindical entiende que "fue dado a dedo" y existe "un delito penal" cuya consecuencia "puede ser la inhabilitación".
Junto a delegados de personal funcionario, García presentará la denuncia este martes, a las 11.00 horas, en los Juzgados de Fontiñas, y a continuación harán entrega de una copia a los medios de comunicación.
Por parte de UGT, el secretario del sector de Administración Autonómica de la Federación de Servicios Públicos en A Coruña, José Carlos Rocha, ha incidido en declaraciones a Europa Press en que "el caos organizativo se puede saldar en problemas para los trabajadores y para los ciudadanos", con las correspondientes "pérdidas" en los montes e infraestructuras, así como viviendas --en O Barco ardieron dos inmuebles y varios galpones--.
NUEVOS CUADRANTES DE TRABAJO
Rocha ve "vergonzoso" que a mediados de agosto la consellería "imponga unos cuadrantes de trabajo que no ha consensuado" y que, según indica, supondrán la eliminación de las compensaciones que percibían los brigadistas por festivos y domingos trabajados --en aplicación de la Ley de medidas de la Xunta--.
De este modo, y como también denuncia CC.OO., el operativo podrá encadenar nueve días de trabajo con jornadas de hasta 12 horas. "Como advertimos en su momento", incide Rocha.
"Es una negligencia", añade, antes de apuntar que en los próximos días tratarán de confirmar si el borrador se hace efectivo desde este lunes, pues también contempla la disposición de seis componentes por brigada "cuando los vehículos están equipados para ir cinco". UGT sigue planteándose la interposición de una denuncia en Inspección de Trabajo y, de proceder, hará lo propio "por la vía penal".
Por su parte, CC.OO. insta a Feijóo a recuperar "la cordura" en la política contra incendios y rechaza la "modificación unilateral" en las condiciones del operativo.
Los medios de extinción, dice en un comunicado de prensa, son sometidos a jornadas "de 12 o más horas continuadas en cada jornada durante hasta nueve días seguidos sin tiempo material para poder recuperar el estado físico hasta niveles razonables".
Así, atribuye a la actuación de Medio Rural "imprevisión, improvisación, irresponsabilidad e incompetencia", de modo que reclama a Feijóo "admitir el rotundo fracaso de la actual cúpula" del departamento que dirige Rosa Quintana.
BNG EN SANTIAGO
Por su parte, el BNG de Santiago ha solicitado al alcalde, Ángel Currás, "una explicación" por la supuesta suspensión del proceso de contratación de los trabajos de prevención de incendios.
La formación nacionalista recuerda que "había anunciado las sospechas de irregularidades detectadas por personal técnico", en relación con que el gobierno local del PP "pudo haber incurrido en vulneración de los principios generales de contratación administrativa para favorecer a una empresa".
"No les quedó más remedio que dar marcha atrás, pero la intencionalidad fue evidente y con el agravante de no ser la primera vez que esto acontecía y con las mismas empresas", censura.