Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sospechan que el herido grave al caerle 1.500 litros de agua de un hidroavión participaba en la campaña del cubo helado

El caso del ciudadano belga que ha resultado gravemente herido en Girona al descargarse sobre su cuerpo 1.500 litros vertidos por un hidroavión contra incendios podría tener su origen en la popular campaña del 'cubo helado'.
La principal hipótesis con la que trabajan los investigadores es que se trata de una descarga pactada entre la víctima y el piloto, amigo suyo, para grabarse dentro de la campaña 'Ice Bucket Challenge', una campaña para ayudar a los enfermos de esclerosis lateral amiotrófica (ELA).
La víctima, de 51 años y vecino de Empuriabrava, ha quedado ingresada en el Hospital Josep Trueta de Girona en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con politraumatismos y con pronóstico grave, según han indicado a Europa Press fuentes hospitalarias.
El incidente ha ocurrido sobre las 11.30 horas en el sector Aeroclub del aeródromo, en el centro de paracaidismo, en una zona peatonal, según Mossos, cuando este hidroavión ha descargado su depósito antes de aterrizar y el afectado, un fotógrafo, estaba en esa zona y ha recibido la descarga. En ese momento, el aparato volaba a siete metros de distancia de la pista de aterrizaje, según los Mossos d'Esquadra.
El hidroavión --un avión de carga en tierra--, que pertenece a una empresa privada, había sido contratado por el Ministerio de Agricultura para participar en la campaña de extinción de incendios y actualmente participa en la campaña en Cataluña, con base en Empuriabrava, han explicado a Europa Press fuentes ministeriales.