Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo de Florida analiza la petición de Pablo Ibar para que se repita su juicio

La Corte tardará de seis meses a un año en anunciar su decisión
El Tribunal Supremo de Florida ha celebrado hoy la vista de la apelación que Pablo Ibar, el único español condenado a la pena de muerte en el mundo, tiene presentada para intentar conseguir que se repita el juicio que le condenó a la pena capital.
En la vista, la defensa de Ibar, el abogado Benjamin Waxman, ha expuesto sus argumentos para reivindicar que se repita el juicio a su cliente, que no tuvo una defensa letrada eficaz ya que el abogado de oficio que se le asignó no presentó diversas pruebas "exculpatorias".
Ibar, de 42 años, lleva en la cárcel desde 1994 y en el corredor de la muerte desde el año 2000. Fue acusado junto a Seth Peñalver --hoy absuelto-- del triple asesinato del dueño de un club de alterne y de dos modelos de 25 años.
Parte de la intervención de Waxman ha estado centrada en intentar convencer al tribunal de que la principal prueba que pesa contra Ibar, una imagen borrosa tomada por una cámara de seguridad que grabó el crimen, no es lo suficientemente nítida como para situar a su cliente en la escena del crimen, donde, ha recordado, las huellas dactilares y restos de ADN encontradas no coinciden con las de Ibar.
De hecho, ha subrayado el letrado, el abogado de oficio que representó a Ibar en el juicio que le condenó a muerte no presentó el testimonio de un experto en identificación por testigos que afirmara que la calidad de la imagen no era suficiente para asegurar que Ibar fuera el hombre de la imagen.
Pero tampoco, ha subrayado, presentó --aunque lo tenía-- el informe de un ingeniero que, tras analizar el vídeo, pudo concluir que el hombre que se cree que es Ibar es en realidad unos cinco centrímetros más bajo que él.
SEGUNDA APELACIÓN
En el primer recurso que Ibar presentó ante el Supremo de Florida en 2006 en contra de su condena a muerte, la corte estimó en cambio que la imagen grabada por el vídeo era determinante, mientras que ordenó repetir el juicio a Peñalver, el otro acusado, al apreciar graves irregularidades en su caso. Peñalver fue absuelto de todo cargo y puesto en libertad en diciembre de 2012.
En el proceso actual, Ibar no recurre su condena a muerte sino que, como Peñalver, solicita un nuevo juicio alegando que no tuvo una defensa letrada eficaz. "¡Hay tantas pruebas exculpatorias!" que no fueron utilizadas en el primer juicio, ha llegado a exclamar Waxman durante la vista.
El letrado ha concluido su intervención pidiendo un "nuevo juicio" para Ibar, al considerar que no se puede "confiar" en el veredicto que le condenó a la muerte.
En representación del Estado de Florida, la fiscal Leslie T.Campbell ha considerado que hasta la fecha nadie ha negado que Ibar sea el hombre de la foto, sino que la imagen "no es determinante" para identificarle.
Además, ha puesto en valor que Gary Foy, el testigo que identificó a Ibar y a Peñalver como los dos hombres a los que vio salir del domicilio de la víctima la mañana de los asesinatos siempre se ha ratificado en su testimonio.
La defensa de Ibar estima que el Supremo tardará entre seis meses y al menos un año anunciar su decisión sobre si se repite o no el juicio a Ibar.
Desde 2009, este español se beneficia de una ayuda anual del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para pagar su defensa que en total, asciende a casi 230.000 euros.