Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo absuelve a un condenado por violar a una mujer cuando dormía con su marido

El Tribunal Supremo (TS) ha absuelto a un hombre que fue condenado a 7 años de prisión por violar a una mujer cuando dormía con su marido en un pequeño dormitorio de una vivienda de Majadahonda (Madrid), tras una fiesta, porque el Alto Tribunal estima que la versión de la denunciante no es verosímil.
Así lo ha acordado la sala de lo penal del TS en una sentencia, que absuelve al acusado de un delito de agresión sexual.
Los hechos tuvieron lugar en enero de 2007 en un domicilio de la citada localidad madrileña donde residía la hermana del acusado y en la que se había celebrado una fiesta.
El hombre fue condenado a la citada pena por la Audiencia de Madrid, que estimó probado que sobre las cinco de la mañana el acusado violó a una mujer que residía en dicho domicilio cuando dormía en la cama con su marido, quien había bebido abundantemente.
La mujer, que se encontraba embarazada, resultó con diversas lesiones, según explica la sentencia, que recuerda que el acusado siempre ha sostenido que se trató de "una relación sexual consentida en el entorno de una fiesta en la que se había consumido gran cantidad de alcohol".
El Alto Tribunal concluye que la versión de la mujer "no tiene el sustento probatorio de cargo necesario para llegar a una condena".
"Nos movemos, en un caso como el presente, entre la verosimilitud y la incertidumbre. Los hechos nos sitúan ante unos acontecimientos que por su gestación y desarrollo podrían tener, como diría un clásico, una versión más boccaciana que real", añade la resolución, de la que ha sido ponente el magistrado José Antonio Martín Pallín.
Además, explica que "resulta casi imposible, dado el reducido espacio, que no se oyeran gritos y lloros procedentes de esa zona" y concluye que "resulta insólita la situación descrita por la denunciante a la vista del lugar, la forma de llevarse a cabo los hechos y la inmediata proximidad de su marido".
En su opinión, "en pura hipótesis lógica, éste tenía que haber reaccionado ante la realidad que cuenta la denunciante".