Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Teresa ha dado un bajón anímico tras permanecer aislada

Tras 18 días de lucha contra el ébola y la alegría de haberse curado ahora Teresa Romero se viene abajo. La auxiliar de enfermería está decepcionada porque sigue aislada, aunque entiende que los médicos quieran extremar precauciones y esperar a los análisis que verifiquen que no hay restos de virus en sus fluidos. Además está triste. Ya le han comunicado la muerte de su perro. Javier Limón está preocupado por Teresa, que quiere volver a su vida normal. Por otro lado, ya tienen el alta los cinco pacientes que estuvieron en contacto con ella el día 30 de septiembre.