Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiempo estable en Semana Santa, salvo un pequeño paréntesis a mitad de semana

Una mujer se protege con su paraguas. EFE/Archivotelecinco.es
La Semana Santa se inicia con tiempo estable en toda España, que se prolongará prácticamente durante todas las vacaciones, salvo un paréntesis el lunes, martes y miércoles marcado por la entrada de un sistema frontal atlántico que cruzará la península de oeste a este.
La estabilidad será la tónica general durante el fin de semana, en el que sólo es probable alguna precipitación ocasional a primeras horas del sábado en puntos del extremo norte.
Las temperaturas diurnas subirán ligera a moderadamente excepto en el litoral mediterráneo donde no experimentarán cambios.
El viento, en la península y Baleares, continuará del oeste flojo a moderado, pero disminuyendo gradualmente de intensidad hasta predominar el viento flojo o calmas durante el domingo.
En Canarias, del noreste moderado.
La entrada a partir del lunes de un sistema frontal atlántico que cruzará la península de oeste a este, traerá precipitaciones moderadas en el noroeste y en áreas de montaña, que tenderán a disminuir hacia el sur y este de la península, con poca probabilidad de que alcancen el área mediterránea o Baleares.
Las precipitaciones tenderán a remitir el miércoles, salvo en el litoral cantábrico y en Pirineos, donde podrán continuar con intensidad localmente moderada.
El viento será de componente oeste moderado, con intervalos de fuerte principalmente el martes.
En Canarias, los alisios moderados favorecerán la formación de nubosidad en el norte del archipiélago quedando poco nuboso al sur.
Las temperaturas bajarán de forma moderada en la vertiente atlántica peninsular y ligeramente en el resto del país.
Durante la Semana Santa propiamente dicha -Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo- se producirá una estabilización generalizada del tiempo, salvo en el extremo norte peninsular, donde existe una pequeña probabilidad de precipitaciones débiles que podrían extenderse de forma ocasional a otros puntos de la mitad noroccidental.
Las temperaturas diurnas experimentarán un ligero aumento.
El viento será flojo variable en general en la península y Baleares y de componente norte flojo a moderado en Canarias.