Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Trajenta' (Boehringer/Lilly) reduce el azúcar en sangre en diabéticos con riesgo de insuficiencia renal

El uso de linagliptina, fármaco comercializado como 'Trajenta' por Boehringer Ingelheim y Lilly, reduce los niveles de azúcar en sangre en adultos con diabetes tipo 2 que se encuentran en riesgo de insuficiencia renal, según los últimos datos presentados en una reunión de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, en sus siglas en inglés).
Unos datos que respaldan su uso en una única dosis para todos los pacientes con diabetes tipo 2 que presentan signos precoces de insuficiencia renal, algo que afecta a la mitad de estos pacientes a largo plazo y cuyas opciones de tratamiento son limitadas, según ha destacado Per-Henrik Groop, investigador del Hospital Central de la Universidad de Helsinki (Finlandia) que ha liderado el estudio.
En las personas con diabetes, los altos niveles de glucosa en sangre pueden dañar la filtración de los riñones y con el tiempo puede aumentar el riesgo de sufrir insuficiencia renal. Uno de los primeros signos de daño renal y de enfermedad renal prematura es la extravasación de la proteína albúmina de los riñones en la orina, lo que se conoce como albuminuria.
"El tratamiento de la diabetes de tipo 2 no suele ser una cuestión sencilla; las personas con esta enfermedad habitualmente se enfrentan a una multitud de complicaciones, incluyendo problemas renales", indica el vicepresidente médico global de Boehringer Ingelheim, Hans-Juergen Woerle.
Además de estos datos, en el marco de la ADA se han presentado nuevos datos de otro estudio que muestra como la empagliflozina, comercializada como 'Jardiance', reduce el riesgo de muerte cardiovascular en todos los grupos de edad entre los adultos con diabetes de tipo 2.
Y en un análisis aparte, también ha demostrado que reduce el riesgo de acontecimientos cardiovasculares de forma uniforme en los grupos divididos por el nivel de colesterol LDL, conocido como 'malo'. La reducción del riesgo es uniforme entre todos los subgrupos para la combinación de muerte cardiovascular, infarto de miocardio no mortal o accidente cerebrovascular no mortal.