Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En la UCI después de que le cayeran 1.500 litros encima

Para su gesto solidario no bastaba un cubo de agua helada,  prefirió un hidroavión. Se colocó en la pista del aeródromo de Ampuriabrava, en Gerona, e imitó esta imprudencia. Mil quinientos litros de agua que le cayeron encima a siete metros de altura es como si hubiera recibido una lluvia de piedras. El piloto era amigo del ciudadano belga, de 51 años, que se encuentra en estado grave en la UCI. Utilizaron uno de los hidroaviones contratados por el Ministerio de Medio Ambiente para la campaña antiincendios.