Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE aplaza la decisión sobre extender o no la autorización del glifosato

La Unión Europea ha aplazado su decisión para determinar si renueva o no el permiso para el glifosato, un polémico compuesto químico utilizado en muchos herbicidas, después de que la reunión expertos de los Estados miembros en la que se debatía la cuestión haya finalizado sin que tuviera lugar un voto al respecto.
El Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (PAFF por sus siglas en inglés), en la que están representados a nivel de expertos los socios comunitarios, se ha reunido a lo largo de este miércoles y este jueves para discutir la última propuesta de la Comisión Europea, que defendía extender la autorización de esta sustancia durante nueve años, hasta 2025.
El permiso actual expira el próximo 30 de junio. Los expertos comunitarios ya discutieron esta cuestión a principios de marzo, en una reunión que también finalizó sin que los Estados miembros alcanzasen un acuerdo.
De nuevo el Ejecutivo comunitario ha informado de que, al no existir una mayoría cualificada entre los países de la UE a favor de esta propuesta, no ha tenido lugar el voto. "La Comisión ha dejado claro que no procedería sin una mayoría cualificada sólida. Dado que fue obvio que no se alcanzaría una mayoría cualificada, el voto no tuvo lugar", ha apuntado Bruselas, que sin embargo, podría seguir adelante con su borrador sin el visto bueno de los Veintiocho.
Según han informado fuentes comunitarias, Alemania juega un papel "crucial" en esta decisión. Durante las deliberaciones de estos dos días, la postura de Berlín ha sido la de abstenerse, dada la divergencia en las opiniones entre los dos socios de Gobierno: los conservadores, a favor de renovar la autorización, y el partido socialdemócrata, en contra.
Por otro lado, Italia y sobre todo Francia son los países de la UE que más en contra se han mostrado, mientras que España se alinea con la posición de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés), que descartó en un estudio que la exposición a este compuesto pueda causar cáncer en humanos.
En cualquier caso, Bruselas ha advertido de que si no se toma ninguna decisión al respecto antes de la fecha límite, se eliminará la autorización para el uso del glifosato en la UE y los Estados miembros tendrán que retirar los permisos a todos aquellos productos que contengan este compuesto.
La renovación de la autorización de este compuesto químico ha levantado una importante polémica y la oposición de la mayor parte de las organizaciones ecologistas, una vez que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, determinó que puede ser cancerígeno para los seres humanos.
Por el contrario, un informe de la Reunión Conjunta FAO/OMS sobre residuos de plaguicidas (JMPR por sus siglas en inglés), publicado este lunes, ha concluido que es "improbable" que este compuesto suponga un riesgo de cáncer para humanos a través de la exposición en la dieta".