Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países de la UE podrán recurrir a una empresa de EEUU para repatriar a sanitarios con ébola

La Comisión Europea ha informado este viernes de un acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos para utilizar una empresa de aviones medicalizados norteamericana en caso de que haga falta evacuar a trabajadores sanitarios contagiados con ébola en países de África Occidental.
Un portavoz del Ejecutivo comunitario, David Sharrock, ha informado este viernes del acuerdo, firmado con el Departamento de Estados Unido, para utilizar los servicios de la empresa Phoenix Air. El Gobierno norteamericano tiene contrato de exclusividad con esta firma.
Según Sharrock, gracias a este acuerdo, los países de la Unión Europea "podrán usar a Phoenix para evacuar casos graves de ébola". Se trata de un pacto sin condiciones, ya que "no está restringido a un determinado número de vuelos o pacientes", ha explicado.
"Más médicos y trabajadores sanitarios internacionales estarían dispuestos a trabajar en la respuesta (a la enfermedad) si tienen la opción de ser evacuado rápidamente en caso de que resulten heridos o infectados con ébola", ha añadido el portavoz de la Comisión Europea.
El Ejecutivo comunitario también tiene un acuerdo con la compañía logística suiza Kuehne & Nagel según el cual puede utilizar los medios de la francesa Medic'Air y de otras compañías para los casos menos graves.
Sharrock no ha aclarado el coste exacto de estos pactos, si bien ha recordado que la Comisión ya ha apartado 3 millones de euros para sufragar las evacuaciones médicas durante los próximos meses.
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea discutirán sobre la crisis del ébola en la cumbre que celebrarán la próxima semana en Bruselas, los días 23 y 24, tras constatar este viernes en un foro internacional en Milán (Italia) que es necesaria una mayor implicación de la comunidad internacional.