Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El apoderado de Unión Minera del Norte desprecia al grupo de "valientes" que le propinó una paliza el martes

Biaín ha emitido un comunicado en el que condena el ataque que sufrió y agradece las muestras de apoyo recibidas
Gerardo Biaín, apoderado de Unión Minera del Norte (Uminsa), que fue agredido el martes por un grupo de encapuchados que accedió a las oficinas de la empresa en Cerredo (Asturias) y que le ocasionó la fractura de un brazo, entre otras lesiones, ha mostrado su "total desprecio" por sus agresores a los que ha calificado como "un grupo de valientes encapuchados disfrazados de mineros".
Biaín, que se recupera de las heridas en el Hospital de Oviedo, ha agregado que se trata de "una minoría de impresentables que no son dignos de formar parte de la familia minera" y ha explicado, a través de un comunicado recogido por Europa Press, que en sus 28 años de profesión le ha tocado vivir "una época muy convulsa de la minería del carbón".
En este sentido, ha señalado que ahora, desde su empresa, se afronta "el más difícil todavía" que es "el final abrupto e inesperado de las ayudas a la producción del carbón", lo que supone una reducción de los ingresos "en un 40 por ciento de un día para otro; por esta razón--ha explicado--la compañía se ha visto obligada a hacer ajustes brutales".
UMINSA, LA ÚNICA SALVACIÓN
Además, se ha dirigido a los trabajadores de Coto Minero Cantábrico y les ha advertido que "no se dejen engañar por falsos profetas" ya que "Uminsa es la única que puede salvar esa mina".
Asimismo, ha asegurado que seguirá trabajando "sin ningún afán de revancha por lo sucedido", pero "sin retroceder ni un milímetro" en el ejercicio de sus responsabilidades.
Finalmente, ha querido agradecer "la avalancha de muestras de apoyo y de ánimo" que ha recibido desde que fue trasladado al Hospital y ha trasmitido que se encuentra bien y que contestará a todos los mensajes de apoyo "tan pronto como pueda".