Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano llama a cristianos e hindúes a promover la "cultura de la inclusión"

El Vaticano ha hecho un llamamiento a los hindúes y a los cristianos a unirse para promover "la cultura de la inclusión desde la perspectiva de una sociedad justa y pacífica" ante la creciente violencia, exclusión y discriminación que propaga la globalización.
El mensaje del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso ha sido publicado este lunes con motivo fiesta hindú de Deepawali (o Diwali), una de las fechas más antiguas e importantes del mundo hindú, que representa la victoria del bien sobre el mal y de la vida sobre la muerte. Durante esta celebración, se encienden velas y lámparas ("deepa") para afirmar que la luz es más fuerte que la oscuridad.
Firmado por el presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso de la Curia romana, el cardenal Jean-Louis Tauran, y por el secretario de este organismo, el sacerdote español Miguel Ángel Ayuso Guixot, se han analizado los efectos nocivos de la globalización como "la fragmentación de la sociedad", el crecimiento del "relativismo" y el "sincretismo" en materia religiosa.
Además, se ha señalado que "el fundamentalismo religioso, la violencia étnica, tribal y sectaria en varias partes del mundo" son amplias manifestaciones "del malcontento, de la incertidumbre y de la inseguridad difundidas entre la gente, sobre todo entre los pobres y los marginados excluidos de los beneficios de la globalización".
En esta línea, el Vaticano ha lamentado que la globalización haya influido en muchos pueblos haciendo perder "su propia identidad socio-cultural, económica y política" o que haya difundido "el materialismo o el consumismo" que han hecho a las personas "más egocéntricas, hambriento de poder e indiferente a los derechos, las necesidades y los sufrimientos de los demás".