Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano explica a 71 embajadores su deseo de paz en Siria, que plasmará en la jornada de ayuno y penitencia

Un total de 71 de los 75 embajadores acreditados ante la Santa Sede han acudido este jueves a la reunión convocada por la Secretaría de Estado del Vaticano para informar sobre la jornada de ayuno y penitencia por la Paz en Siria y la vigilia que presidirá el Papa Francisco el próximo sábado 7 de septiembre.
Fuentes de la Embaja de España ante la Santa Sede han informado a Europa Press que, en nombre del embajador, ha acudido un delegado. El encuentro ha estado encabezado por el Secretario de las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti, que ha pronunciado un discurso de 20 minutos, según ha indicado el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, que ha explicado que al finalizar la intervención de Mamberti, los embajadores estuvieron 40 minutos más preguntando detalles del significado de esta iniciativa.
Asimismo, Lombardi ha resaltado que los embajadores han agradecido a la Santa Sede la reunión de este jueves por la mañana en el Vaticano.
Durante su intervención, Dominique Mamberti ha subrayado el deseo de paz en cada rincón de la tierra y de cada hombre de buena voluntad. Además, ha destacado que en esta concreta situación histórica "marcada de violencias y guerras en muchos lugares, la voz del Papa se eleva en un momento particularmente grave y delicado" en el conflicto sirio y ha recordado a las víctimas inocentes de los ataques del pasado 21 de agosto "que han suscitado en la opinión pública mundial horror y preocupación" por el posible uso de armas públicas.
En este sentido, Mamberti ha indicado que "ante estos hechos no se puede callar y la Santa Sede espera que las instituciones competentes sean claras" y que los responsables enfrenten la justicia y ha recordado las condenas ante este conflicto por parte de Benedicto XVI y el Papa Francisco.
Además, ha reiterado la importancia de que "cese la violencia que siembra muerte y destrucción y que corre el riesgo de involucrar no sólo a los otros países de la región, sino tener consecuencias imprevisibles en varias partes del mundo", que ha provocado más de 100.000 muertos, innumerables heridos, más de cuatro millones de desplazados internos y más de dos millones de refugiados en los países vecinos.
El Secretario de las Relaciones con los Estados de la Secretaria de Estado vaticana ha aprovechado el encuentro para realizar un llamamiento a las partes para que no se cierren a sus intereses particulares sino que emprendan con valentía y con decisión la vía del encuentro y de la negociación". Asimismo, ha pedido a la Comunidad Internacional a esforzarse para promover "iniciativas claras para la paz en aquella nación basadas en el dialogo y en la negociación".
Por su parte, Lombardi ha explicado que la Secretaría de Estado ha informado también a las Conferencias Episcopales, dicasterios vaticanos con competencia con otras Iglesias cristianas y a otras religiones y ha precisado que el Papa Francisco participará en toda la vigilia en la Plaza de San Pedro que contempla el rezo del Rosario, la adoración eucarística y una meditación del Papa Francisco y en la que 50 sacerdotes estarán disponibles para impartir el Sacramento de la Reconciliación a los presentes.