Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vecinos de Seseña trasladan a El Quiñón la concentración prevista en Toledo por el incendio de neumáticos

El movimiento vecinal que había convocado este domingo una concentración frente a la sede del Gobierno de Castilla-La Mancha en el Palacio de Fuensalida de Toledo para pedir a la Junta que asumiera "responsabilidades" derivadas del incendio de neumáticos de la localidad ha solicitado la anulación de esta cita, con la intención de trasladar su protesta al municipio y reprogramando la manifestación en el barrio de El Quiñón, a apenas un kilómetro del fuego.
Así se desprende de una comunicación enviada a la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha, recogida por Europa Press, suscrita por dos vecinos de la localidad, que firman "en representación del Movimiento Vecinal de Seseña".
La petición esgrime como motivo "que así se ha decidido en consonancia con sus participantes", al tiempo que ruega disculpas por las posibles molestias ocasionadas.
Los vecinos tenían previsto embarcar en autobuses desde el colegio 'El Quiñón' el domingo a las 10.00 horas, y la intención era protestar ante el Ejecutivo autonómico por la "falta de información" y por su gestión ante las consecuencias derivadas del incendio que desde hace una semana está arrasando cerca del 70% de un vertedero que contiene alrededor de cinco millones de neumáticos.
Uno de los vecinos firmantes, Antonio Ayllón, ha explicado a Europa Press que en todo caso "la manifestación sigue en pie", y que lo único que ocurre es que se cambia el emplazamiento. Según ha detallado, los propios vecinos aceptaron, a sugerencia del alcalde, Carlos Velázquez, manifestarse en Toledo, y en aquel momento no vieron "ningún matiz político" al hecho de concentrarse.
El problema ha sido, según su versión, "que mucha gente ha politizado" la protesta. "Entonces, desconvocamos la manifestación prevista en Toledo, pero la protesta continúa en pie", ha enfatizado, subrayando que este mismo viernes se realizará una reunión en el Centro Cívico de Seseña con asociaciones vecinales donde "toda la población tenga voz y voto" para valorar cómo continuar con las acciones.
De este modo, si las juntas vecinales deciden manifestarse en el futuro "en Toledo, en Madrid o donde sea", se contratarán autobuses que serán pagados por las propias asociaciones de vecinos.
De otro lado, fuentes municipales han resaltado que el alcalde estará presente en esta nueva convocatoria de concentración en El Quiñón, al tiempo que han considerado que se ha cambiado el emplazamiento de la protesta para que fuera lo más numerosa posible.