Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Veintiocho piden más compromisos para reducir el desperdicio de comida

Los Veintiocho han reclamado este martes tanto a las instituciones comunitarias como a los propios Estados miembros un mayor compromiso y un mayor número de acciones para reducir el desperdicio de comida en la Unión Europea.
Los ministros de Agricultura y Pesca han adoptado unas conclusiones en las que instan a la Comisión Europea a mejorar la supervisión y la recolección de datos "para entender mejor el problema", a centrarse en evitar el desperdicio de comida, a fortalecer el papel de la biomasa en la legislación comunitaria y a facilitar la donación de comida no vendida a organizaciones caritativas.
En la misma línea, los socios comunitarios se han comprometido a trabajar para incrementar la sensibilización de la población sobre procesos de producción sostenible, los recursos que son necesarios, el consumo y el desperdicio de comida.
Además, los Estados miembros han resaltado la importancia de reducir las pérdidas de alimentos y de revalorizar los recursos alimentarios de la producción primaria, al mismo tiempo que han subrayado la necesidad de poner la cuestión del desperdicio de comida en la agenda de los participantes de la cadena alimentaria.
Los ministros de los países de la UE han recordado las cifras de la FAO, que calcula que en torno a un tercio de los alimentos destinados para el consumo humano, 1.300 millones de toneladas al año, se pierden desde su producción hasta el estadio final.
Este desperdicio de comida supone un coste de 990.000 millones de dólares al año, según denuncia el texto adoptado por los Veintiocho, que además recalca que incrementa la inseguridad alimentaria y la malnutrición.