Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

3.000 acuarios dedicados a la investigación

 Los embriones de pez cebra son transparentes. A través de su piel es posible ver todos y cada uno de sus diminutos órganos y tejidos. Por eso, y porque comparte con los humanos el 80% de los genes, el pez cebra es un modelo ideal para investigar en el laboratorio sobre enfermedades genéticas que afectan al hombre. El Centro Andaluz de Biología del Desarrollo acaba de inaugurar en Sevilla la mayor instalación del mundo dedicada a estos bichitos. Contiene 3.000 peceras, con los distintas variantes transgénicas, todas útiles para la ciencia.