Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pub acusado de expulsar a un grupo con parálisis cerebral dice que se les "invitó" a la terraza por "seguridad"

El Pub Soho Lounge, ubicado en Álmuñecar (Granada), "con sus responsables y sus trabajadores", han negado la "veracidad de los hechos" denunciados por la confederación Aspace, que agrupa a las principales entidades de Atención a la Parálisis Cerebral de toda España, quien afirmaba que en este recinto se habría producido la expulsión "discriminatoria" de un grupo de personas con parálisis cerebral el día 26 de julio.
Según informa en una nota remitida desde el citado pub, la empresa lamenta "cualquier tipo de confusión, si pudo haberla", en cuanto a los motivos de invitar a estas personas a ocupar la terraza, algo que subraya que se hizo "por mayor seguridad y control de las personas con requerimientos especiales".
Explica que el día 26 de julio estaba programada una sesión especial de música a mano del pinchadiscos local Emilio González, que tenía una hora inicial de entre las 1,00 y las 2,00 horas "dependiendo del volumen de clientela del local y de cumplir unas condiciones sonoras establecidas en la ley para dichos eventos, para los cuales, el local consta con unas puertas de cristal que se cierran en toda su fachada haciendo que el sonido sea acorde a los decibelios permitidos por la ley".
Añade que sobre las 23,00 horas un grupo de personas es "atraído" al local para que disfruten de sus instalaciones, música y servicios. Este grupo de 27 personas, estaba compuesto por personas discapacitadas y disminuidas junto a unos monitores al cuidado de ellos, a los que se les sirvieron bebidas alcohólicas y no alcohólicas "como a cualquier otro grupo o cliente individual sin discriminación física, psíquica o social alguna".
Sobre las 1,30 horas, los trabajadores del local "se percatan de que algunas de las personas discapacitadas y disminuidas de dicho grupo salen y entran del local sin aparente control monitorizado al igual que otras se encuentran durmiendo dentro del local o con apariencia muy cansada, lo cual, dadas las horas no les parece lo más adecuado".
"Dado que el local estaba empezando a llenarse y única y exclusivamente por su seguridad se les dio un toque de atención respecto a dicha situación y se les indica que el local dispone de una terraza donde estarán más cómodos y donde estas personas pueden estar mejor controladas y monitorizadas ya que, entendemos que con mayor aforo de personas puede ser difícil y complicado monitorizar correctamente a personas con deficiencia psíquica que requieren de cuidados especiales al igual que no comprendemos si es normal el estado de sueño que algunas personas del grupo presentaban a dichas horas de la madrugada", agrega.
Tras esto, asegura que los organizadores se sintieron "bastante molestos llegando a las declaraciones totalmente falsas y sin fundamento" sobre la actuación de los trabajadores del Pub Soho Lounge, que cuenta con dos trabajadores con "discapacidad física y disminución psíquica". Señala que González tiene una discapacidad "del 59 por ciento en un miembro superior y se le ha acusado de negarse a comenzar su espectáculo, lo cual es rotundamente falso porque estos espectáculos siempre empiezan con un aforo mínimo del 75 por ciento del local y en aquel momento no llegaba al 25 por ciento". Además, cuenta con una camarera con "otra disminución psiquica del 33 por ciento".
"No sólo eso, sino que el Pub Soho Lounge trabaja mano a mano con asociaciones de Síndrome de Down, disminuidos psíquicos y discapacitados físicos entre ellos podemos nombrar la Asociación Granadina de Deportes Para Personas Especiales para la cual, el pub Soho Lounge les cede las instalaciones de su local todos los martes y domingos que lo requieran, esta cesión incluye que ellos pinchen la música que quieran así como ofertas especiales y cualquier otro servicio que se requiera", indica.
En este sentido, insiste en que, no sólo "no discrimina, sino que está a favor de la contratación de personas disminuidas y/o discapacitadas, ya sea psíquica o física tal como lleva haciendo desde su apertura". "Está no solo a favor sino que apoya incondicionalmente cualquier colaboración con asociaciones para disminuidos psíquicos o discapacitados físicos o de cualquier tipo que ayuden a nuestra sociedad y lo lleva a cabo con la cesión de sus instalaciones u otros medios a su alcance", matiza.
Por este motivo, está "rotundamente en contra de todas las alusiones incriminatorias" que desde la asociación Aspace se les ha hecho, dirigiéndose al gerente de Aspace, Francisco Javier Jiménez, para asegurar que el pub y sus trabajadores "no hacen ninguna discriminación de ningún tipo y carácter y condenan cualquier tipo de discriminación".
"Hacen de sus clientes su familia e intentan que se sientan lo más confortables posible y que disfruten del ocio nocturno de Almuñécar de una forma responsable según nuestros principios", añade, esperando que este "desafortunado malentendido no rompa las relaciones con las agencias de minusvalías con las que trabajamos desde hace meses y de las cuales ya se han recibido su apoyo total e incondicional dado el grado en el que Soho Lounge se involucra en sus proyectos".