Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Polop pensó contratar a un guardaespaldas días antes de ser asesinado

Desde que fue asesinado su padre, María y Fátima Ponsoda han vivido dos años de incertidumbre, sin saber en quién podían confiar. Como empleada del Ayuntamiento, María se ha cruzado casi a diario por los pasillos del Consistorio con el actual regidor, Juan Cano, ahora detenido.
"Satisfacción"
María Ponsoda ha mostrado su "satisfacción" por las detenciones -siete por el momento- practicadas por la Guardia Civil en relación con el crimen, pues "se están sabiendo las cosas".
Sorpresa
La hija menor del alcalde asesinado se ha referido de forma más concreta al ingreso en prisión provisional del todavía regidor de Polop de la Marina, Juan Cano (PP), y de un industrial del calzado de la localidad, S.R.G., únicos detenidos a los que conoce la familia. En este punto, ha recordado que Cano era compañero de su padre en el equipo de gobierno y ha afirmado que la detención del industrial le ha causado "sorpresa" porque Alejandro Ponsoda "ayudó mucho a un hermano suyo" que "tuvo un accidente".
Un guardaespaldas
La hija menor del ex alcalde ha indicado que, días antes de recibir tres disparos a la puerta de su casa, su padre "le dijo a un familiar" que "tendría que contratar a guardaespaldas" porque temía por su integridad.
"Parece de película"
También ha precisado que, pese a la "satisfacción" por las detenciones, no están "contentas" porque entre los imputados se encuentran Cano y el citado industrial, a los que conoce la familia. A este respecto, ha asegurado que "nunca" sospecharon que Cano pudiera tener relación con el crimen y ha opinado que toda esta situación "parece de película".
Miedo
La hija menor del fallecido ha revelado que, tras la detención de Cano, ha tenido constancia de que las relaciones entre éste y su progenitor no eran buenas a través de vecinos, que hasta la fecha no habrían hablado "por miedo" al regidor encarcelado, "porque impresiona". Además, ha señalado que Cano "nunca" le "ha tratado mal", sino "con indiferencia".
Críticas
La hija menor de Ponsoda ha hecho extensivo este tratamiento al resto de "concejales" del equipo de gobierno popular -"excepto la actual alcaldesa en funciones", María Dolores Zaragoza- y al "Partido Popular", que no les "han hecho ni caso". María ha recriminado a la actual regidora que sólo "ha salido a hablar" de su padre y "a pedir Justicia" cuando comenzó a estar "en el punto de mira" de las investigaciones por el crimen.
Una incógnita
Preguntada acerca de una supuesta trama urbanística como posible móvil del asesinato, ha dicho: "No sabemos nada de intereses urbanísticos".
Por otra parte, ha subrayado que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil "sí que ha hecho su trabajo" y ha explicado que, "esporádicamente", han recibido la visita de los agentes durante el curso de las investigaciones.